Vida Actual
18 abril, 2020 | Publicado a las 16:47
18 abril, 2020 | Publicado a las 16:47
¬ŅQu√© nos quieren decir nuestros sue√Īos? Tres claves para comprenderlos mejor
¬ŅQu√© nos quieren decir nuestros sue√Īos? Tres claves para comprenderlos mejor
Por Pablo Cabeza Visitas:
Para reflexionar
Pexels (cc)
Publicado por Pablo Cabeza
Visitas:

Todos so√Īamos. Probablemente en m√°s de una ocasi√≥n has escuchado decir que aunque no nos acordemos al d√≠a siguiente, la verdad es que siempre estamos so√Īando porque nuestra cabeza nunca descansa, aun durmiendo.

Dentro de aquellos que s√≠ recuerdan sus sue√Īos, muchos intentan darle un sentido, averiguan en Internet o en libros esot√©ricos su significado, y terminan qued√°ndose m√°s tranquilos o bien todo lo contrario.

Pero m√°s all√° de un significado exacto, los sue√Īos siempre nos intentan decir algo, no existen porque s√≠. Son una manifestaci√≥n de nuestro inconsciente que sigue despierto mientras nuestro consciente descansa.

Para el terapeuta y acad√©mico David Bedrick, quien lleva a√Īos trabajando en el √°rea de los sue√Īos con sus pacientes, existen al menos tres ‘claves’ para “liberar su sabidur√≠a y consejos”, que destac√≥ en el portal especializado Psychology Today.

1.- Recordar que los sue√Īos est√°n escritos en s√≠mbolos

Uno de los puntos m√°s comunes y que de seguro ronda en la cabeza de muchas personas, es que cuando so√Īamos con alg√ļn familiar o una pareja, tendemos a pensar que el sue√Īo tiene estricta relaci√≥n con ellos como persona y olvidamos (o desconocemos) que los sue√Īos est√°n escritos en s√≠mbolos.

No debemos pensar literalmente en ellos. En su lugar, pensemos en ellos como cualidades o maneras de ser que son aspectos de nosotros, aspectos de los que estamos inconscientes“, afirma.

Un ejemplo que pone el especialista es que “si so√Īamos que nuestra pareja est√° siendo infiel, esto podr√≠a indicar que parte de nosotros no est√° interesada en nuestra forma normal de vivir, interactuar o valorar las cosas. Alguna parte de nosotros quiere dejarnos a nosotros mismos (a nuestro yo normal o habitual) y explorar otras formas”.

Asimismo, si so√Īamos con que un monstruo nos persigue puede ser que estemos huyendo o le tengamos miedo a alguna parte de nosotros mismos; o incluso si so√Īamos con una persona que est√° enferma y vomita, no quiere decir que literalmente esa persona est√© enferma, sino que puede tener relaci√≥n con que necesitamos “vomitar” algo que no queremos interiorizar.

Sobre la misma l√≠nea, advierte que s√≠ existen sue√Īos prof√©ticos que est√°n relacionados literalmente a lo que se sue√Īa, pero en este caso, se refiere a “la calidad simb√≥lica de los sue√Īos debido a que nuestra tendencia de entender los s√≠mbolos en los sue√Īos como cosas literales, con frecuencia nos puede desconectar de la sabidur√≠a psicol√≥gica que ofrecen“.

2. Recordar que uno no es “uno”

Tal como cuando so√Īamos con personas que, evidentemente, no son literalmente ellas mismas, la mayor√≠a de las veces no somos nosotros mismos tampoco.

Como ejemplo, indica que si uno sue√Īa que est√° manejando en una calle de un solo sentido, en sentido contrario, mientras todos los dem√°n van en el correcto, no quiere decir necesariamente que estamos avanzando en la direcci√≥n equivocada en la vida, sino que puede ser que estemos preocupados constantemente de “seguir un camino que es m√°s aceptable para los dem√°s en lugar de hacer lo que ellos quieren”.

Otro ejemplo com√ļn es cuando so√Īamos que alguien nos est√° criticando. Bedrick se√Īala que lo general es que no solo somos la persona afectada sino que tambi√©n la o las que est√°n criticando. “Eso quiere decir que tal vez necesito ser menos juicioso de los dem√°s o de m√≠ mismo o ser m√°s conscientemente cr√≠tico de las ideas y la gente que acepto”, afirma.

3. Recordar que los sue√Īos resuelven problemas de maneras inusuales

Contrario a lo que muchos puedan creer, los sue√Īos s√≠ ayudan a resolver problemas en nuestras vidas pero no de una manera lineal o tradicional.

“Ocasionalmente, nuestros sue√Īos s√≠ tienen respuestas lineales o directas para nuestros problemas, pero con m√°s frecuencia, ofrecen una nueva perspectiva de nuestros problemas, una perspectiva que abre las puertas a respuestas que podr√≠amos no haber considerado nunca”, comenta el experto.

Y nuevamente entrega un par de ejemplos a considerar. Si intentamos cambiar nuestros h√°bitos a un estilo de vida m√°s saludable como comer mejor y realizar ejercicios, quiz√° nuestros sue√Īos podr√≠an sugerirnos que hagamos todo lo contrario, como tirarnos al piso y dejar de esforzarnos.

“Einstein dijo una vez que nunca podremos resolver un problema al nivel en el que se cre√≥. Los sue√Īos se adaptan a esta sabidur√≠a no solamente comentando sobre nuestros problemas, sino sobre la manera en la que vemos nuestros problemas. Adem√°s, cambian nuestro punto de vista hacia los reinos simb√≥licos y m√≠ticos, lo que ampl√≠a el contexto en el que evaluamos nuestros problemas y buscamos resolverlos”, detalla el profesor universitario.

En definitiva, ponerle atenci√≥n a nuestros sue√Īos nos puede ayudar principalmente con aquellos problemas que “se resisten con terquedad a nuestras intenciones y esfuerzos para cambiarlos”. Tampoco debemos olvidar que, por lo general, nuestros problemas son una manifestaci√≥n de quienes somos, por lo que a veces no es el problema el que debe cambiar sino que nosotros mismos.

URL Corta:
Tendencias Ahora