Sociedad
Jueves 19 septiembre de 2019 | Publicado a las 16:39
¬ŅFue un traidor o no se sabe mucho de √©l? Razones por las que O‚ÄôHiggins no goza de tanta popularidad
visitas

La historia independentista de Chile goza de gran cantidad de an√©cdotas y curiosidades, las que han originado el lanzamiento de series de tv, libros y documentales. No obstante, hasta el d√≠a de hoy existe una figura que no genera un total consenso en torno a su legado a las nuevas generaciones: Bernardo O’Higgins.

Nacido en Chill√°n un 20 de agosto de 1778, O’Higgins es considerado en los libros de historia como el “Padre de la Patria”, uno de los “Pr√≥ceres de la Independencia”, primer “Director Supremo” e incluso l√≠der del proceso independentista en Sudam√©rica.

Sin embargo, todas estas condecoraciones no han hecho que su figura tenga la preponderancia e impacto que debería o merecería tener. Razones son muchas y están basadas, en gran medida, en historias que no tienen total claridad.

En los datos concretos, Bernardo O’Higgins Riquelme naci√≥ en una Hacienda de Chill√°n Viejo, siendo el hijo ileg√≠timo entre Ambrosio O’Higgins, gobernador al servicio de Espa√Īa en Chile y virrey de Per√ļ, e Isabel Riquelme.

Bernardo no vio muchas veces a su padre, quien lo reconoció como hijo legítimo y le entregó su apellido cuando ya era un adolescente. Ese hecho marcó la vida del futuro padre de la patria, quien vio como se le abrieron más oportunidades.

Bernardo OHiggins de joven | Wikimedia Commons
Bernardo OHiggins de joven | Wikimedia Commons

Desde ese momento, O’Higgins comenz√≥ a estudiar en colegios de las ciudades de Chill√°n y Talca, hasta que a sus manos llega una de las mejores oportunidades de su vida: partir a estudiar a Inglaterra y Espa√Īa, donde conoci√≥ a Francisco de Miranda, uno de los ide√≥logos de la Independencia en Am√©rica.

Ya desde su vuelta a Chile comenzaron a elaborarse diversas historias en torno a su figura. Estas se√Īalan que existi√≥ una supuesta enemistad con Jos√© Miguel Carrera o una presunta envidia hacia Manuel Rodr√≠guez, a lo que se sum√≥ poco car√°cter y una excesiva idealizaci√≥n de la figura de su padre.

De acuerdo al decano de la Facultad de Humanidades y Comunicaciones de la Universidad Finis Terrae, √Ālvaro G√≥ngora, actualmente se suele relacionar err√≥neamente a O’Higgins con clases acomodadas de la √©poca o personas influyentes del Chile antiguo.

“O’Higgins hasta cerca de los 20 a√Īos vivi√≥ una vida atroz. Fue un hombre que nunca conoci√≥ a su padre, porque siempre lo tuvo lejos. Si bien siempre respondi√≥ por √©l, porque lo educ√≥, nunca lo vio, nunca recibi√≥ una carta de √©l. Bernardo le envi√≥ cartas pero nunca recibi√≥ una. Todo lo que sab√≠a de √©l era lo que le dec√≠a Isabel, su madre. Idealiz√≥ a su padre, le tuvo mucha fe”, indic√≥.

“La clase alta chilena lo consideraba un provinciano, segundo un hijo natural que le dec√≠an ‘Huacho’ y en seguida que hab√≠a formado un bloque con los argentinos, una logia. O’Higgins tambi√©n cometi√≥ errores para echarse a la aristocracia encima, porque √©l era un igualitarista, hab√≠a estudiado en Europa y cre√≠a en eso de la igualdad, entonces en un momento dijo que tres siglos coloniales deb√≠an terminar y en una rep√ļblica iban a ser todos iguales”, agreg√≥.

Sus disputas con los Carrera

Jos√© Miguel Carrera tambi√©n es considerado dentro de los Pr√≥ceres de la Patria. En su caso, √©l fue presidente de la Junta Provisional de Gobierno y Primer Comandante en Jefe del Ej√©rcito de Chile, cargo en el que ser√≠a relevado por O’Higgins.

Seg√ļn G√≥ngora, la relaci√≥n entre los dos comenz√≥ de una forma bastante buena, indicando incluso que Carrera lleg√≥ a sentir cierta admiraci√≥n por O’Higgins tras sus primeras campa√Īas.

“Cuando llega O’Higgins de Inglaterra comienza a dedicarse a la Agricultura, pero hab√≠a jurado la Independencia a Francisco de Miranda en Londres. Cuando el ej√©rcito de Pareja cae sobre Chile, O’Higgins se puso al servicio de la junta formada por los Carrera. En el barrio del Boldo √©l tuvo una labor notable, por lo que Jos√© Miguel Carrera lo recibi√≥ lleno de elogios, como un verdadero militar”, explic√≥.

A√Īos m√°s tarde se form√≥ una junta Militar en Santiago, la cual depuso a Carrera como Comandante en Jefe, proponi√©ndoselo a O’Higgins, pero este √ļltimo no quiso.

“Era condescendiente, no era alguien que mandara los puntos sobre la ies. En el fondo, no ten√≠a la personalidad suficiente. No era alguien que impusiera su autoridad de forma natural, Carrera s√≠”, sostuvo.

√ďleo del Desastre de Rancagua | Wikimedia Commons
√ďleo del Desastre de Rancagua | Wikimedia Commons

En un artículo del diario La Tercera, que recopila datos de la supuesta enemistad entre ambos, sostiene que en gran parte el denominado Desastre de Rancagua se debió a que nunca lograron ponerse de acuerdo en cuál iba a ser la estrategia par detener a la tropas de Mariano Osorio, las cuales venían desde el sur.

De esta forma, el ataque espa√Īol al centro de Rancagua se inici√≥ un 1 de octubre de 1814. Las tropas que enfrentaron cara a cara al Ej√©rcito Realista fueron comandadas por O’Higgins. Estas pudieron resistir durante dos d√≠as.

En ese tramo los espa√Īoles hab√≠an cortado el agua de la ciudad y los suministros, por lo que Bernardo pidi√≥ apoyo desesperado a Carrera, que estaba apostado en el norte de la zona. Por su parte, este √ļltimo hab√≠a ordenado a su par replegarse hacia su zona, pero nunca fue escuchado. En concreto no hubo comunicaci√≥n entre ambos y todo fue, un “desastre”.

Por consiguiente, los patriotas debieron huir hasta Mendoza para juntarse con Jos√© de San Mart√≠n y urdir un nuevo plan contra el ej√©rcito Espa√Īol, que se hab√≠a asentado en el centro de Chile.

“O’Higgins nunca conspir√≥ contra Carrera cuando este estaba en el gobierno, pero s√≠ cuando pas√≥ lo de Rancagua se hizo una p√©sima opini√≥n de √©l”, aporta G√≥ngora.

Finalmente, José Miguel Carrera murió fusilado en la ciudad argentina de Mendoza el mediodía del 4 de septiembre de 1821.

Una mala relación con Manuel Rodríguez

Hasta el día de hoy la figura de Manuel Rodríguez Erdoíza es considerada como una de las más carismáticas del proceso de Independencia, dentro de la sociedad.

Sus decenas de actos de aplomo y valent√≠a le valieron el nombre de “El Guerrillero”, siendo adem√°s considerado como uno de los representantes m√°s fieles del “pueblo chileno”, pese a tener una ascendencia bastante noble.

Hasta el d√≠a de hoy no est√° totalmente clara c√≥mo fue la relaci√≥n entre Rodr√≠guez y O’Higgins. Quienes defienden el legado del “guerrillero” sostienen que el Director Supremo fue quien orden√≥ su asesinato en Tiltil, mientras que los O’Higginistas aseguran que el militar nunca estuvo al tanto de esto.

En una nota del diario La Tercera, donde se replica el √ļltimo di√°logo entre estos dos personajes, seg√ļn la versi√≥n de Benjam√≠n Vicu√Īa Mackenna, se da cuenta que la relaci√≥n entre ambos era, por decirlo menos, distante y tensa.

En parte, esto podr√≠a haberse debido a que las acciones que llevaba a cabo Manuel incomodaban el gobierno que O’Higgins deseaba formar.

√ďleo del asesinato de Manuel Rodr√≠guez | Wikimedia Commons
√ďleo del asesinato de Manuel Rodr√≠guez | Wikimedia Commons

B. O‚ÄôHiggins: ‚ÄúRodr√≠guez, ud. no es capaz de contener el esp√≠ritu inquieto de su genio, y con √©l va tal vez a colocar al Gobierno en la precisi√≥n de fusilarlo, pues que teniendo al enemigo a√ļn dentro del pa√≠s, se halla en el deber de evitar y cortar los trastornos a todo trance. Es a√ļn Ud. joven, y madurado su talento puede ser muy √ļtil a la Patria, mientras que hoy le es muy perjudicial, por lo tanto, ser√° mucho mejor que Ud. se decida a pasar a Norte-Am√©rica o a otra naci√≥n de Europa donde pueda dedicarse a estudiar con sosiego las nociones de su profesi√≥n, sus instituciones, etc., para lo que se le dar√°n a Ud. tres mil pesos a su embarque para pago de transporte y mil pesos todos los a√Īos para su sost√©n. En cualquiera de esos puntos puede hacer servicios a su Patria, y aun cuando no estamos reconocidos, podr√° d√°rsele despu√©s credencial privada de agente de este Gobierno‚ÄĚ.

M. Rodr√≠guez: ‚ÄúUsted ha conocido, se√Īor Director, perfectamente, mi genio. Soy de los que creen que los gobiernos republicanos deben cambiarse cada seis meses, o cada a√Īo a lo m√°s, para de ese modo probarnos todos, si es posible, y es tan arraigada esta idea en m√≠, que si fuese Director y no encontrase quien me hiciera la revoluci√≥n, me la har√≠a yo mismo. ¬ŅNo sabe que tambi√©n se la trat√© de hacer a mis amigos los Carrera?.

B. O‚ÄôHiggins: ‚ÄúYa lo s√©, y por ello es que quiero que se vaya fuera‚ÄĚ.

M. Rodr√≠guez: ‚ÄúBien, pues, pero p√≥ngame en libertad para prepararme‚ÄĚ.

B. O‚ÄôHiggins: “No, porque marchar√° arrestado usted hasta ponerlo a bordo, pues estando comunicado puede hacerlo desde el arresto‚ÄĚ.

Para G√≥ngora, el cap√≠tulo entre O’Higgins y Rodr√≠guez puede ser considerado como uno donde existi√≥ una serie de malas decisiones y falta de informaci√≥n.

Por lo pronto, el académico sostiene que quienes estuvieron detrás del asesinato de Manuel Rodríguez fueron miembros de la denominada Logia Lautarina, descartando que el militar diera la orden de ejecutarlo.

“La logia decidi√≥, por ella misma, que Rodr√≠guez era un peligro para el proyecto, porque conspiraba contra √©l. Este grupo estaba compuesto por argentinos y un par de chilenos”.

“El problema para O’Higgins fue otro, porque cuando supo del episodio no tom√≥ las medidas que debi√≥ haber tomado. El peso de la logia era fuerte. No se hab√≠a jurado la independencia y ellos estaban dispuestos a hacerlo”, afirm√≥.

“Ese fue el error de O’Higgins. √Čl no dio la orden de matar a Rodr√≠guez, pero cuando supo todo no tom√≥ las medidas que debi√≥ haber tomado”, concluy√≥.

Los relatos históricos sostienen que el asesinato de Manuel Rodríguez se produjo en la zona de Tiltil, mediante un disparo percutado por otro hombre por detrás. En ese momento, la bala se introdujo en su cabeza.

Tendencias Ahora