La pandemia del coronavirus exige que entre todas y todos nos cuidemos con respeto y colaboración. En 65 años de existencia, Incami (Instituto Católico Chileno de Migración) ha trabajado para la protección, acogida e inclusión de migrantes. Conocemos de cerca el fenómeno de la movilidad humana y con mucho espíritu de entrega promovemos los derechos de las personas que llegan al país.

El jueves 16 de abril de 2020 un ciudadano haitiano fue detenido erróneamente en una sucursal de la AFC mientras cobraba su seguro de cesantía. La causa se debió a que supuestamente quebrantó su cuarentena obligatoria por haber padecido coronavirus. El migrante, además, fue agredido por el guardia de la AFC.

Tras el hecho el alcalde de la comuna de Renca, Claudio Castro, señaló que se había cometido un grave error, ya que el hombre haitiano sí había cumplido su confinamiento. Más tarde la AFC comunicó que lamentaba el comportamiento del guardia.

Ante este tipo de situaciones en tiempos de coronavirus, Incami invita a reflexionar sobre los sesgos que cada ser humano tiene, y que al operar pueden vulnerar la dignidad de otra persona. Siempre tenemos la oportunidad de cuestionar y abandonar nuestros prejuicios que causan dolor e impiden conocer la historia de quien está al frente. Es mucho lo que podemos aprender en la diversidad, el respeto y la multiculturalidad.

Incami ofrece asesoría para la regularización de documentos e inserción laboral para miles de migrantes que salen de sus países por diversas causas y que con esta crisis ven aún más precarizada su vida. Como organización que trabaja por la dignidad de las personas migrantes solicitamos resguardar sus derechos.

Por último, invitamos a los medios de comunicación a emitir noticias recogiendo todas las voces pertinentes en un suceso donde se ve implicada una persona de otro origen. Incami siempre está dispuesto a colaborar con su experiencia para facilitar la participación y la multiculturalidad.

Hoy es la oportunidad de colaborarnos y construir un país justo y respetuoso para todos y todas quienes vivimos en Chile, incluso para quienes no nacieron aquí.

Incami

Instituto Católico Chileno de Migración