Opinión
Martes 05 noviembre de 2019 | Publicado a las 09:35
Una lección de humildad
Por Tu Voz
visitas

Se repite como cosa cierta que Chile es otro desde el viernes 18 de octubre, que cambió sin vuelta atrás.

Quisiera proponer que lo que cambi√≥ en realidad no es Chile, sino nuestra mirada. De golpe y en cierto modo a golpes despertamos y abrimos los ojos. Entonces vimos los abusos, las injusticias, las necesidades, los sue√Īos rotos y la falta de sue√Īos. ¬ŅPor qu√© no lo ve√≠amos? ¬ŅPor la Constituci√≥n? ¬Ņpor el modelo econ√≥mico? ¬ŅPor el sistema? ¬ŅEn serio? Cuid√©monos de que no sea esta otra manera de eludir la verdad, de eludir nuestra responsabilidad. Me pregunto si lo que est√° en el fondo no es, adem√°s de la avaricia y la corrupci√≥n de algunos, la soberbia de muchos.

La soberbia nos hace ciegos a nuestros defectos y limitaciones así como a la dignidad y humanidad de nuestros semejantes, sordos a sus opiniones y propuestas, insensibles a sus necesidades; tontos, porque creyéndonos superiores, cierra nuestra mente a nuevos desafíos y una verdadera innovación; mudos y solitarios, porque creyéndonos en posesión de la verdad hace imposible el diálogo y la política.

Cayó la venda y descubrimos impresionados tantos problemas, ilusionados tantas soluciones posibles, maravillados tantas manos y corazones juntos. Hemos recibido una lección de humildad. Histórica oportunidad de dar un gran paso hacia un país mejor.

Los riesgos son muchos, pero el m√°s grave quiz√°s sea, nuevamente, la soberbia. Acusando y criticando indiscriminadamente a los pol√≠ticos, a los empresarios y a nuestro pasado, te√Īimos todo de negro e inadvertidamente nos cubrimos con el blanco manto de la pureza y la santidad. Nosotros los buenos, ellos los malos. Y as√≠ nuevamente nos hacemos ciegos.

Para prevenirlo, me atrevería a sugerir que no consideremos solamente lo que han hecho mal ellos, sino también cada uno de nosotros, y también lo que entre todos hemos hecho bien, que no es poco. Podemos preguntar sobre esto a los inmigrantes que han hecho de Chile su casa.

Jaime Araos San Martín
Doctor en Filosofía

Tendencias Ahora