Región del Bío Bío
Domingo 04 agosto de 2019 | Publicado a las 07:30 · Actualizado a las 09:39
Cuando la pensión no alcanza: así sobreviven los adultos mayores en las calles de Concepción
visitas

Concepción es una de las ciudades más longevas del país. De acuerdo con el Censo de 2017, alrededor de 28.000 habitantes pertenecen a la tercera edad, muchos de los cuales reciben la Pensión Básica Solidaria de Vejez (PBSV) otorgada por el Estado, equivalente a $107.304.

Con ese dinero algunos logran mantenerse, mientras que otros, en cambio, deben seguir trabajando. Así, salen a las calles a vender toda clase de productos para comprar medicamentos y llegar a fin de mes.

En el centro penquista, Tegualda, Ciro, José y Juana, son algunas de las personas que, a pesar de su edad, siguen trabajando con esfuerzo y dedicación.

1.- Las zanahorias de “Teg√ľita”

306221c3-5702-46a6-988f-6e97e5225b22
Tegualda Chopp, de 80 a√Īos, recibe 105.000 pesos mensuales de pensi√≥n. Para llegar a fin de mes vende frutas y verduras hace 60 a√Īos en la esquina de Caupolic√°n con Maip√ļ, al lado de la p√©rgola de las flores. Su producto m√°s vendido son las zanahorias.

“Yo a√ļn puedo sola”
a1b48a3d-c6d8-4921-98e4-3799c7b798f2
Tegualda vive en Chiguayante y todos los días se levanta a las 6:00 horas para llegar a vender sus productos al centro de Concepción. Pese a su avanzada edad, asegura que no necesita ayuda para acarrear las cajas o armar su puesto de madera.

El costo de la vejez
925a4cef-9e04-453d-9b3c-0aa0d196ba02
Debido a su artrosis, Tegualda necesita comprar mensualmente remedios que le consumen toda la pensi√≥n. “Se me van 120 lucas en medicamentos por mi enfermedad, por eso necesito trabajar”, afirma.

Sonreír no cuesta nada
8a12840b-0f8c-4842-82ca-3197deaf8f43
A pesar de su enfermedad, Tegualda conserva su buen humor y carisma; dice sentirse querida por sus colegas de la cuadra y sus clientes que ya conocen a la “Teg√ľita” desde hace varios a√Īos.

Hecho por Ciro

4338bc3f-4121-4edd-b2e9-24884bb50d25
A sus 74 a√Īos, el artesano Ciro Ruz recibe 107.000 pesos de pensi√≥n. Desde hace 13 a√Īos elabora colgadores para la ropa y destapadores de cocina. Los vende en calle Castell√≥n entre Barros Arana y O‚ÄôHiggins.

El valor de un almuerzo
8787712d-56d3-4353-86c2-d833c604f7ab
La primera venta de Ciro durante el día, después de la consulta de varios clientes, es la de un colgador ($6.000). Le alcanza para el almuerzo de él y su hija, asegura.

Orgullo
6fec3d34-6253-4ccf-8dd1-c5bbf7fcc1fb
Ciro dice estar orgulloso de lo que hace. Agradece a cada una de las personas que se acercan a preguntar por los utensilios que vende, entre los que destacan colgadores y destapadores de cocina. Las jornadas, por lo general, son casi siempre exitosas.

Por una enfermedad

4bb0110e-0625-40ae-a0c6-46494fa6e050
Jos√© Olivares, 62 a√Īos, recibe 107.000 pesos por pensi√≥n de invalidez, la que logr√≥ obtener de manera anticipada, debido a una trombosis cardiovascular que lo aqueja y que le impide hacer fuerza en sus labores desde hace m√°s de nueve a√Īos.

Cobijado por las letras
c34171c7-baa7-4c31-a2ec-3721a76b005e
El diario distrae a Jos√© durante unos minutos hasta que alg√ļn cliente interrumpe su lectura. “Nac√≠ en La Emergencia, Hualp√©n. Cuando era cabro no le√≠a el peri√≥dico, lo usaba para taparme del fr√≠o las veces que ten√≠a que dormir en la calle”, cuenta.

Precios bajos
d70a5c6c-226d-44f0-93e5-a8c98daaebd2
Entre los productos que comercializa en la calle Caupolic√°n entre Carrera y Maip√ļ hay matamoscas, cortau√Īas, candados y una gran variedad de pomadas que no superan los 1000 pesos de valor.

Peligro latente
7992d63b-5314-4c6e-87e5-e23a5af97ce4
Jos√© dice que los vendedores ambulantes est√°n siempre en constante riesgo. “Desde que los carabineros te incauten la mercanc√≠a hasta que te la roben delincuentes”, asegura.

Sin pensión

4a039909-39db-4dfc-a134-6ec4f59f1190-1
Juana Arratia Alvear, 60 a√Īos, no recibe pensi√≥n alguna a pesar de su discapacidad o “pifia”, como le llama ella.

Juana vive en Coronel. De lunes a viernes se levanta a las 7:00 horas y toma el Biotren a las 8:00 en punto para llegar a su lugar de trabajo, a la entrada de la Galería Alessandri. Allí tiene un puesto habilitado donde vende ropa.

El reflejo de la soledad
9b505874-9fad-4730-999f-fc1f26f34af3
A Juana le encanta escribir y siempre ha sido su deseo plasmar en poemas la realidad de las personas de la tercera edad, a quienes considera olvidados. “Vamos quedando solos, pero es la ley de la vida; yo creo que la juventud de hoy es m√°s individualista y no son tan apegados a sus padres”, dice.

En invierno suben las ventas
651cee41-f0a9-4d92-9132-5f00c86eccd1
Durante el invierno, sus productos son bastante demandados. Destacan los cuellos de polar, gorros, bufandas y una gran cantidad de calcetines. Asegura que estos productos son el sustento de su hogar.

La dignidad
2cc15cbe-2f91-413f-ba17-e3444148702d
“Pienso que cuando el Estado le da a las personas que no tienen la necesidad y apoya a quienes realmente no tienen carencias se pierde la dignidad… creo que la hemos perdido en nuestro pa√≠s”, sentencia Juanita.

Tendencias Ahora