Nacional
Domingo 16 septiembre de 2018 | Publicado a las 13:29 · Actualizado a las 16:21
Coronel, la otra zona de sacrificio
Publicado por: Nicolás Parra La información es de: Valeska Belmar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Entre dos complejos termoeléctricos, cerca de 150 empresas en el Parque Industrial y al menos siete plantas pesqueras en el centro deben vivir los habitantes de Coronel, la otra zona de sacrificio en Chile. Estudios por presencia de metales pesados, malos olores, ruidos molestos y protestas marcan parte de la historia de esta comuna que se niega a repetir la historia de Quintero y Puchuncaví.

“Era muy lindo aqu√≠, antes que llegaran las empresas. √ćbamos con mi hermanos al frente a ba√Īarnos, era una cosa divina, bonita, no hab√≠a olores, no hab√≠a nada de esto”, parte contando Lucila Ramos. Tiene 80 a√Īos, 74 de ellos los ha pasado en el sector Lo Rojas, el m√°s atestado con pesqueras.

Precisamente, Lucila vive frente a una de estas industrias, que comenzaron su llegada masiva a la ciudad en la década de los 90 y que de acuerdo a datos de la municipalidad son las responsables de los malos olores, en particular las productoras de harina de pescado.

Seg√ļn se√Īala Mar√≠a V√°squez, otra de las afectadas, el aire muchas veces es irrespirable. “Si ustedes vienen cuando est√° trabajando la pesquera tendr√≠an que venir con mascarilla”, advierte.

Y no s√≥lo eso, puesto que la vida cotidiana de las familias que viven cerca de las pesqueras se ha visto sumamente perjudicada. Por ejemplo: si desean hacer aseo en sus casas no pueden abrir las ventanas; los ni√Īos que van al colegio reciben burlas, puesto que el hedor que emana de las pesqueras queda impregnado en la ropa, pese a que deben secar sus prendas dentro de la casa.

Aquí ya no se puede vivir
- Pedro Torres, vecino de central Bocamina
Bocamina | Agencia Gradual
Bocamina | Agencia Gradual

“Si usted sube al bus la gente se da cuenta que uno anda pasado (a pescado)”, afirma Lucila. Mientras, V√≠ctor Espinoza, que vive hace 15 a√Īos frente a la pesquera Camanchaca recuerda con nostalgia c√≥mo era la playa en Lo Rojas antes de la llegada de las empresas: “Ten√≠amos una tremenda playa ¬°y limpiecita! No contaminaci√≥n, no de esa grasa que se encuentra cuando empezaron a trabajar las pesqueras. Nosotros cuando cabros nos √≠bamos a zambullir a la playa y sac√°bamos machuelos”.

M√°s industrias

En el sector Lo Rojas tambi√©n est√° la Central Termoel√©ctrica Bocamina. Lleg√≥ a la comuna en la d√©cada del 70 y si bien en 2008 se inici√≥ el proceso de reasentamiento de las personas que viv√≠an en los alrededores -del que participaron aproximadamente mil 200 familias- en la Poblaci√≥n Aroldo Figueroa a√ļn existen cerca de seis que se mantienen a s√≥lo metros de la empresa.

La casa de Pedro Torres, un pescador de 56 a√Īos, est√° a escasos 30 metros de la termoel√©ctrica, dice que no lleg√≥ acuerdo con Enel y sigue ah√≠ junto a su se√Īora y uno de sus dos hijos.

Aqu√≠ ya no se puede vivir (…) hay ruidos fuertes, llega a dar miedo a veces”, sostiene.

Pedro Torres | Valeska Belmar
Pedro Torres | Valeska Belmar

El mencionado proceso de reasentamiento lleva un 90% de avance, de acuerdo a Krasna Pereira, responsable de Sostenibilidad y Relaciones Comunitarias Coronel de Enel. Seg√ļn coment√≥, como firma tienen un programa que busca entregar una mejor calidad de vida. Pero ¬ŅQu√© ocurrir√° con quienes siguen en la poblaci√≥n Aroldo Figueroa?

“Las familias que a√ļn residen y buscan una negociaci√≥n ulterior es inviable por no atender los criterios de equidad y transparencia que gu√≠an hoy el accionar de Enel“, sostuvo la ejecutiva.

En los terrenos donde vivían las familias, Enel proyecta la construcción de un parque, obras que fueron detenidas por conflictos con los vecinos y que se reanudarán dentro de los próximos meses.

Panorama similar es el que existe al otro extremo de la comuna. All√≠ est√° la Central Termoel√©ctrica Santa Mar√≠a de Colb√ļn, donde algunos ven con nostalgia el cambio del paisaje.

El√≠as Cid, quien vive desde fines de la d√©cada del 70 en el sector, declar√≥ que “el paisaje ha cambiado tanto (…) el natural y el urbano, porque esta es una megaestructura que modifica todo lo que est√° ah√≠, tiene un significado, una connotaci√≥n que es cuestionable, criticable desde distintos lugares”.

Central Santa María | Valeska Belmar (RBB)
Central Santa María | Valeska Belmar (RBB)

Visita

El pasado viernes el ministro de Salud, Emilio Santelices, lleg√≥ a Coronel, donde asegur√≥ que se est√°n practicando ex√°menes a ni√Īos de la comuna: de un universo de 169 menores han llegado 134. Asimismo, adelant√≥ que posteriormente se trabajar√° con embarazadas y adultos mayores.

Durante la visita, el alcalde Boris Chamorro pidi√≥ un plan especial para la zona, puesto que relaciona la instalaci√≥n de las empresas con el aumento de enfermedades en la comuna. El c√°ncer al pulm√≥n tuvo un incremento de 50% en las consultas de la atenci√≥n primaria, se√Īal√≥.

De este modo, en Coronel contin√ļan con la toma de muestras de metales a menores de 0 a 4 a√Īos. El trabajo comenz√≥ en julio y se extender√° por seis meses, luego se continuar√° con el total de 4 mil que comprometi√≥ el ministro de Salud, para embarazadas y personas mayores.

El plazo es de un a√Īo, quieren dar tranquilidad a los vecinos que se sienten abandonados y se niegan a acostumbrarse a vivir rodeados de empresas y con el temor de repetir la historia de Quintero y Puchuncav√≠.

Tendencias Ahora