Durante la pandemia, en nuestro país han aumentado los intentos de suicidio en todos los segmentos de la población, presentándose con mayor fuerza en los mayores de 60 años.

La Red de Equipos de Prevención del Suicidio (REPS) y la agencia de investigación Datos Claros realizaron una encuesta a más de 2.000 personas sobre conducta suicida, como parte de las actividades que conmemoran el 10 de septiembre como el Día Mundial de la Prevención del Suicidio.

Los resultados de dicha encuesta se dieron a conocer este jueves como una forma de visibilizar que el suicidio cobra gran cantidad de vidas en nuestro país y aún más en tiempos de pandemia.

A seis meses de que el coronavirus llegara a Chile, la comunidad científica ha sido enfática en señalar que la salud mental es la principal afectación en la población producto del confinamiento.

Los adultos mayores y los jóvenes aparecen como los principales segmentos afectados. Por ello, los responsables de esta encuesta señalan que es importante potenciar la prevención derribando el estigma que aún existe para hablar y abordar el suicidio como una realidad que aumenta día a día, sobre todo cuando se constata, según los resultados, que una de cada dos personas que han intentado suicidarse no han buscado ayuda, principalmente por el miedo a admitirlo y contarlo.

Los resultados de la encuesta, a juicio de REPS y de la agencia de investigación Datos Claros, son concluyentes y alarmantes. Por lo mismo, hacen un llamado a la sociedad civil y a autoridades públicas a tomarse en serio este tema.

Aquí algunos de sus principales resultados:

– De los encuestados, el 66% declara haber deseado alguna vez estar muerto o quedarse dormido y no despertar.

1 de cada 2 personas ha pensado alguna vez en suicidarse, principalmente los jóvenes de 18 a 29 años (66%).

– La mayor cantidad de personas que han pensado en suicidarse son de la zona norte del país.

– De quienes han pensado en suicidarse, el 88,1% ha ideado cómo hacerlo.

– De quienes tienen la intención de suicidarse, un 72,9% ha planeado dónde y cómo llevarlo a cabo.

– De quienes tienen la intención de suicidarse, un 56,7% ha acumulado medicamentos para concretarlo.

– Del total de encuestados, 1 de cada 5 personas ha tenido un intento de suicidio, principalmente personas mayores de 60 años (42,7).

– De quienes han intentado suicidarse, un 57% no logró consumarlo porque algo o alguien lo detuvo.

– Una de cada dos personas que han intentado suicidarse no han buscado ayuda. La principal razón es el miedo a admitirlo y contarlo.

– Entre quienes sí buscan ayuda, lo hacen principalmente con un profesional en salud mental, lo cual es lo más recomendable.

– La mayoría piensa que en la prevención del suicidio deben estar implicados los familiares y amigos (54%) y el lugar de estudio o trabajo (20%).

– Durante la pandemia del coronavirus, entre quienes han pensado en suicidarse, los que presentan más intentos de suicidio son las personas mayores de 60 años (47,1%).

– Las personas mayores de 60 años son el grupo que menos busca ayuda cuando presentan conducta suicida, principalmente porque no les gusta hablar con desconocidos y porque creen que otro no les va a poder ayudar.

– La mayor cantidad de personas que han intentado suicidarse son de la zona sur del país.

Dados estos resultados inquietantes, REPS conmemora este día con el hashtag #Tod@sPodemosSalvarUnaVida e invita a permanecer atentos a quien puede estar con un intenso dolor emocional, prestándole contención a través de un acompañamiento cálido y disponible, basado en la escucha y validación, y facilitándole encontrar atención profesional en salud mental lo más pronto posible.

Suicidio
Si necesitas ayuda psicológica especializada o conoces a alguien que la requiera, el Ministerio de Salud tiene un teléfono de ayuda atendida por profesionales todos los días del año y las 24 horas, en el 600 360 7777. Si no tienes saldo puedes pedir que te llamen de vuelta aquí