Nacional
Lunes 22 abril de 2019 | Publicado a las 12:15 · Actualizado a las 13:33
Dur√°n justifica patrimonio superior a $1.000 millones: Soy rico espiritualmente, tengo paz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El exobispo de la Catedral Evang√©lica, Eduardo Dur√°n, justific√≥ su abultado patrimonio, el cual supera los 1.000 millones de pesos, seg√ļn un informe de la Polic√≠a de Investigaciones. Asegur√≥ que su riqueza es “espiritual”.

En conversaci√≥n con el programa Contigo en la Ma√Īana, el destituido l√≠der religioso asegur√≥ que no existe un lavado de activos -pese a que es indagado- ya que no hay delito “porque un pastor evang√©lico recibe diezmos”.

En la instancia admitió que recibe unos 30 millones mensuales por diezmos y que utiliza entre 3 y 4 millones de pesos para vivir. El resto, lo entrega a familiares y deposita en una cuenta a su nombre.

Asimismo, justific√≥ el dinero con que “construimos un templo en la penitenciar√≠a por un costo de $380 millones, el Estado nunca ha puesto un peso para la construcci√≥n de templos”.

Dur√°n reiter√≥ que tiene un saldo de $130 millones en su cuenta, lo que para √©l “no es un tremendo saldo” y est√° destinado “ante cualquier emergencia”.

Respecto del aumento de su patrimonio -el cual constaba de dos propiedades y un vehículo antes de ser pastor- dijo que es por los diezmos, ya que son de libre disposición.

Al ser consultado si es rico, asegur√≥ que “rico espiritualmente, vivo tranquilo, tengo paz en mi coraz√≥n pese a las persecuciones”. Adem√°s, sostuvo que vive “en forma austera”.

“Sabe lo que dice la gente, le puede preguntar a la gente m√°s humilde, que ojal√° tuviera un avi√≥n para movilizarse dentro del pa√≠s”, dijo.

“Yo considero rico a una persona que pueda decir tiene un patrimonio que produce todo el tiempo. Desde 15 mil millones de pesos”, opin√≥.

Por √ļltimo, el religioso asegur√≥ que el dinero tambi√©n lo ha utilizado para ayudar, pagando aranceles universitarios de miembros de la congregaci√≥n o ayudando a comprar terrenos para construir templos.

Tendencias Ahora