Vida
#Metoo: el hashtag con que las mujeres est√°n contando sus historias de acoso y abuso
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

#YoTambien #AMiTambien #MeToo #MoiAussi, #EuTambem… La expresi√≥n ha dado la vuelta al mundo en m√ļltiples idiomas en forma de etiquetas en Twitter y otras redes sociales, con las que cientos de miles de mujeres est√°n denunciando abusos sexuales.

La actriz estadounidense Alyssa Milano publicó el sábado un mensaje alentando a las mujeres víctimas de acoso sexual a dar su testimonio en la red social utilizando las palabras #MeToo en el contexto del caso Harvey Weinstein.

El famoso productor de cine es acusado de violaci√≥n, abuso o acoso sexual por muchas actrices que han roto el silencio sobre un comportamiento sostenido durante a√Īos. Weinstein ha negado todas las acusaciones de relaciones sexuales no consentidas.

“Si has sido acosada sexualmente o abusada, escribe ‘me too’ como respuesta a este tuit”, dijo desde su cuenta la actriz de “Embrujadas”, que no se encuentra entre las decenas que han acusado al c√©lebre productor.

“Sugerido por un amigo/a: Si todas las mujeres que han sido acosadas o agredidas sexualmente escribieran yo tambi√©n en su estado (de las redes), podr√≠amos hacer entender a la gente la magnitud del problema”.

Entre los cientos de miles de tuits que ha desencadenado la campa√Īa, se cuentan los de la cantante estadounidense Lady Gaga y de la exbecaria de la Casa Blanca Monica Lewinsky, quien protagoniz√≥ un esc√°ndalo sexual con el entonces presidente Bill Clinton.

Avergonzar al agresor

La iniciativa encontr√≥ un fuerte eco internacional entre las mujeres, tanto an√≥nimas como con nombre y apellido, que en muchos casos parecen hablar por primera vez de su experiencia en p√ļblico.

En Gran Breta√Īa, la etiqueta ha sido utilizada por la portavoz laborista Stella Creasy: “He sido hostigada como millones de mujeres y ni√Īas en el mundo. La verg√ľenza est√° en los agresores, no en m√≠”, escribi√≥ el domingo.

En T√ļnez, muchas mujeres utilizaron el lunes la etiqueta, en √°rabe u otras lenguas, para describir los incidentes de los que fueron v√≠ctimas en la calle, en el trabajo o en el transporte, o para denunciar una “cultura de la violaci√≥n”.

En Egipto la etiqueta también se propagó rápidamente entre miles de mujeres compartiendo sus experiencias de acoso sexual, un flagelo que afecta a una gran cantidad de ellas en el mayor país del mundo árabe.

De acuerdo con un estudio de la ONU, el 99,3% de las egipcias afirmó en 2013 haber sufrido al menos una forma de acoso, y el 82,6% cree no estar segura en las calles.

En Francia, un llamamiento similar para denunciar el acoso sexual en el trabajo tambi√©n se volvi√≥ viral en los √ļltimos d√≠as en Twitter.

Bajo el hashtag #balancetonporc (“denuncia a tu cerdo”), la periodista Sandra Muller invit√≥ a mencionar, “dando el nombre y los detalles, a un acosador sexual que hayas conocido en tu trabajo”.

Muchas mujeres tambi√©n han mencionado los acosos de la vida cotidiana, el contacto o manoseo en el transporte, los abordajes en la calle…

Campa√Īa que se replica

La actriz y directora italiana Asia Argento, que acusó a Weinstein de violarla en 1997, retomó la noche del domingo la etiqueta #balancetonporc, lanzando su versión inglesa: #denounceallpigs (denuncia a todos los cerdos).

Tambi√©n utiliz√≥ #quellavoltache en italiano (“d√≥nde esta vez”) para acusar a “un gran director de Hollywood con un complejo de Napole√≥n” de haberla drogado para luego abusar de ella cuando ten√≠a 26 a√Īos y a “un director/actor italiano” de haber “sacado su pene delante de m√≠ cuando yo ten√≠a 16 a√Īos.

Lanzado por la periodista italiana Julia Blasi #quellavoltache dio lugar a una serie de historias cortas y largas, casi siempre con un nombre, denunciando palabras escalofriantes, gestos inapropiados, abusos y violaciones. “Aquella vez que un hombre trat√≥ de arrastrarme al vest√≠bulo de un edificio. ‘Es tu culpa, eres muy linda’. Yo ten√≠a 10 a√Īos”, escribi√≥ Christiana Stradella.

El movimiento lanzado por Alyssa Milano no es el primero. Casi al mismo tiempo que ella, la modelo neoyorquina Cameron Russell lanz√≥ su invitaci√≥n a compartir estas historias bajo la etiqueta #MyJobShouldNotIncludeAbuse (“mi trabajo no deber√≠a incluir el abuso”). Su p√°gina de Instagram ya ha recopilado m√°s 800 testimonios.

En octubre de 2016 fue creada la etiqueta #NotOkay tras la difusión de un video de 2015 en el que Donald Trump, entonces candidato republicano a la Casa Blanca, fue grabado mientras se jactaba de manosear a mujeres y se refería a ellas en términos ofensivos.

Lo justific√≥ diciendo que se trataba de “comentarios de vestuario” y denunci√≥ las acusaciones de acoso sexual como mentiras e historias inventadas.

Tendencias Ahora