Internacional
Martes 12 marzo de 2019 | Publicado a las 03:30 · Actualizado a las 03:31
May y Comisi√≥n Europea piden aprobar acuerdo del Brexit tras negociar garant√≠as de √ļltima hora
Por Manuel Stuardo
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La primera ministra brit√°nica, Theresa May, y el presidente de la Comisi√≥n Europea, Jean-Claude Juncker, llamaron el lunes a aprobar el acuerdo del Brexit tras negociar unas garant√≠as de √ļltima hora a la v√≠spera de un voto crucial de los diputados brit√°nicos.

“La elecci√≥n es clara: Es este acuerdo o el Brexit podr√≠a no tener lugar”, subray√≥ Juncker en una rueda de prensa con May al filo de la medianoche en Estrasburgo (noreste de Francia). “No habr√° una tercera oportunidad”, advirti√≥.

La advertencia no es de poca importancia. El Parlamento británico rechazó en enero el acuerdo de divorcio cerrado en noviembre y urgió a la premier a conseguir garantías adicionales de la Unión Europea (UE), objeto de su viaje relámpago a Estrasburgo el lunes por la noche.

Seg√ļn May, “los diputados ten√≠an claro que se necesitaban cambios legales en la salvaguarda [irlandesa]”. “Hoy hemos conseguido cambios legales”, agreg√≥ desde Estrasburgo, la v√≠spera de presentar de nuevo en Westminster el acuerdo de divorcio con las garant√≠as obtenidas.

Sin embargo, la incertidumbre sigue planeando sobre el resultado de la votación y sobre la posibilidad de cerrar la primera retirada de un país en más de seis décadas de proyecto europeo con un acuerdo, a poco más de dos semanas del divorcio previsto el 29 de marzo.

En Reino Unido, la oposici√≥n laborista ya llam√≥ a votar de nuevo contra el acuerdo del Brexit, al considerar que el compromiso alcanzado en la noche “no contiene nada de que se aproxime a los cambios que Theresa May prometi√≥ al Parlamento”, seg√ļn su l√≠der Jeremy Corbyn.

Y el peque√Īo partido unionista norirland√©s (DUP), del que depende la mayor√≠a parlamentaria de la primera ministra conservadora, anunci√≥ que analizar√≠an “con mucho, mucho cuidado” los anuncios antes de tomar una decisi√≥n, en palabras de su jefe de filas, Nigel Dodds.

“Cambios vinculantes”

El gobierno brit√°nico, a trav√©s de su n√ļmero dos, David Lidington, hab√≠a explicado minutos antes del anuncio en Estrasburgo a los diputados que hab√≠an conseguido “cambios legalmente vinculantes”, sobre todo respecto al principal escollo: la salvaguarda irlandesa.

Este mecanismo, conocido en inglés como backstop, busca evitar la reintroducción de una frontera física entre Irlanda -país de la UE- y la provincia británica de Irlanda del Norte, así como preservar el acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998.

Los diputados brit√°nicos temen en cambio que a causa de esta salvaguarda, incluida en el acuerdo de divorcio como √ļltimo recurso, Reino Unido quede atrapado indefinidamente en una uni√≥n aduanera con la UE que le impida negociar acuerdos comerciales con terceros pa√≠ses.

Las garant√≠as de la UE se plasman as√≠ en dos nuevos documentos. Un “instrumento” permite a una de las partes denunciar a la otra ante un mecanismo de resoluci√≥n acordado si considera que tiene la intenci√≥n de aplicar la salvaguarda de “manera indefinida”.

Y, en una nueva declaración conjunta, ambos se comprometen a negociar rápidamente un futuro acuerdo comercial, que vuelva innecesario el uso del backstop, y a buscar alternativas a este mecanismo para fines de 2020 con el fin de sustituirlo si su aplicación fuera necesaria.

El primer ministro irland√©s, Leo Varadkar, estar√≠a dispuesto tambi√©n a apoyar las garant√≠as alcanzadas este lunes de cara a obtener un “acuerdo global”, agreg√≥ Juncker desde Estrasburgo, donde se celebra esta semana una sesi√≥n plenaria.

Solo palabras

“Son solo palabras (…) Nada ha cambiado. Rechazar, rechazar, rechazar”, reaccion√≥ el eurodiputado brit√°nico Nigel Farage, uno de los pol√≠ticos que llevaron a la victoria del Brexit por un 52% de los votos en el refer√©ndum de junio de 2016.

Casi tres a√Īos despu√©s, Londres y Bruselas buscan evitar el temido divorcio abrupto. El presidente de la Comisi√≥n recomend√≥ as√≠ a los 27 socios de Reino Unido a apoyar los dos nuevos documentos en la cumbre prevista el 21 y 22 de marzo, si Westminster aprueba el acuerdo.

Bajo presión, May se había comprometido a preguntarle al Parlamento británico el miércoles sobre si quieren un divorcio abrupto, en caso de que el martes rechacen el acuerdo de divorcio como ya hicieran en enero por 202 votos a favor y 432 en contra.

Si los diputados también votan contra una separación abrupta, el jueves debería haber un tercer voto sobre la posibilidad de pedir a la UE un aplazamiento de la fecha del Brexit, que necesitaría el visto bueno por unanimidad del resto de países del bloque.

Los europeos ya advirtieron de que solo lo considerarían si tiene un propósito claro. En cualquier caso, incluso si el Parlamento británico apoya finalmente el pacto, la UE considera que Reino Unido necesitaría algunas semanas más para completar la ratificación.

Tendencias Ahora