Internacional
Martes 18 septiembre de 2018 | Publicado a las 04:00 · Actualizado a las 04:01
Presidente surcoreano llega a Corea del Norte para tercera cumbre con Kim Jong Un
Publicado por: Yerko Roa La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, llegó este martes a Pyongyang para su tercera cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong Un, con el objetivo de abordar la desnuclearización de Corea del Norte.

Kim recibi√≥ a su invitado en el aeropuerto internacional de Pyongyang, el lugar desde donde hab√≠a supervisado los lanzamientos de misiles que provocaron graves tensiones entre las dos Coreas el a√Īo pasado.

Los dos dirigentes se abrazaron despu√©s de que Moon bajara las escaleras de su avi√≥n. Acompa√Īados por sus esposas, bromearon durante unos minutos, mientras cientos de personas agitaban banderas norcoreanas y emblemas de la unificaci√≥n.

“Abramos una era de paz y de prosperidad gracias a la solidaridad de un pueblo”, pod√≠a leerse en una pancarta desplegada en el aeropuerto, seg√ļn las im√°genes de la televisi√≥n.

Moon, cuyos padres huyeron del Norte durante la guerra de Corea (1950-53), pasar√° tres d√≠as en el pa√≠s. Sigue as√≠ los pasos de dos de sus predecesores: Kim Dae-jung, que viaj√≥ a Pyongyang en el a√Īo 2000, y Roh Moo-hyun, su mentor, que estuvo en el Estado vecino en 2007.

Esa visita poco frecuente es una nueva se√Īal del actual deshielo en la pen√≠nsula, que ya permiti√≥ una primera cumbre intercoreana a finales de abril, en la localidad de Panmunjom, situada en la Zona Desmilitarizada que separa a las dos Coreas. En aquella ocasi√≥n, Moon cruz√≥ incluso la l√≠nea de demarcaci√≥n para pasar brevemente al lado norte de la frontera, a petici√≥n de Kim.

El presidente surcoreano, que volvió a reunirse con Kim en mayo, tuvo un papel clave para permitir la celebración de la histórica cumbre entre el líder norcoreano y el presidente estadounidense, Donald Trump, el 12 de junio en Singapur.

Kim se comprometi√≥ entonces a llevar a cabo “la desnuclearizaci√≥n de la pen√≠nsula”, una expresi√≥n confusa que permite todo tipo de interpretaciones. De hecho, Washington y Pyongyang a√ļn tratan de ponerse de acuerdo sobre el significado exacto de ese compromiso.

M√©todos de “g√°nster”

Washington exige “una desnuclearizaci√≥n definitiva y enteramente verificada”, mientras que Pyongyang quiere una declaraci√≥n oficial de Estados Unidos para marcar oficialmente el fin de la guerra de Corea, que no termin√≥ con un acuerdo de paz, sino con un armisticio.

Moon y Kim, que mostraron una buena relación personal durante sus anteriores encuentros, se reunirán al menos dos veces en Pyongyang.

El presidente surcoreano intentar√° convencer a las autoridades del Norte de tomar medidas significativas hacia el desarme.

El mes pasado, Trump anul√≥ una visita a Pyongyang de su secretario de Estado, Mike Pompeo, al considerar que los avances en la desnuclearizaci√≥n norcoreana hab√≠an sido insuficientes. Y Corea del Norte denunci√≥ los m√©todos de “g√°nster” de los estadounidenses, a los que acus√≥ de querer obtener el desarme unilateral sin hacer ninguna concesi√≥n.

Las relaciones entre ambos pa√≠ses parecen haber mejorado, sin embargo, en las √ļltimas semanas, despu√©s de que Kim enviara a Trump una carta para proponerle un nuevo encuentro y de que Pyongyang se abstuviera de exhibir sus misiles intercontinentales durante un desfile con motivo del 70¬ļ aniversario de la fundaci√≥n del pa√≠s.

Es probable que Pyongyang quiera aprovechar el deseo de Trump de anunciar avances concretos antes de las elecciones legislativas de noviembre en Estados Unidos, opina Go Myong-hyun, experto del Instituto Asan de Estudios Políticos.

Moon viaja a la capital norcoreana acompa√Īado por los presidentes de varias compa√Ī√≠as, incluido el heredero de Samsung, Lee Jae-yong. El presidente surcoreano aboga por reforzar la cooperaci√≥n econ√≥mica entre las dos Coreas, pero varios peri√≥dicos de su pa√≠s le pidieron cautela el lunes.

La participaci√≥n de hombres de negocios en ese viaje es “inoportuna”, consider√≥ el Korea Herald. “Es mejor aplazar los proyectos econ√≥micos que implican al Norte hasta que las negociaciones para la retirada de sus programas nucleares den lugar a avances significativos”, escribe el diario.

Tendencias Ahora