Internacional
Viernes 29 junio de 2018 | Publicado a las 16:53 · Actualizado a las 13:47
Una promesa de cambio en el caos de la violencia: las claves de las elecciones de México
Publicado por: Diego Vera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Este domingo México vivirá las elecciones más importantes de su historia, marcadas en la previa por el inminente triunfo del candidato de centroizquierda Andrés Manuel López Obrador, bajo un discurso de cambiar el país y erradicar la corrupción.

Pero no s√≥lo el discurso de L√≥pez Obrador marc√≥ la pauta de la campa√Īa electoral o la decadencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobern√≥ M√©xico casi sin contrapeso en el siglo XX, sino la violencia, que desde el inicio de la “guerra a las drogas” impulsada en 2007 por el presidente Felipe Calder√≥n ha ensombrecido a la sociedad azteca.

La violencia hasta ahora sólo había sido tema de debate entre los candidatos a los diferentes estamentos del Estado, pero esta temporada afectó directamente a los políticos y de una forma inusitada.

Desde que comenz√≥ la campa√Īa electoral en M√©xico en septiembre pasado, 133 pol√≠ticos han sido asesinados, de los cuales 28 eran precandidatos y 20 candidatos confirmados, se√Īal√≥ la consultora Etellekt a la Agencia AFP.

El √ļltimo episodio sangriento contra pol√≠ticos ocurri√≥ el mi√©rcoles en el estado de Michoac√°n (oeste), donde un alcalde interino fue asesinado a balazos cuando circulaba en su autom√≥vil en la localidad de Buena Vista Tomatl√°n a plena luz del d√≠a.

Un contexto que se ha repetido en los asesinatos que han afectado a los candidatos en M√©xico, donde sicarios muchas veces vinculados al narcotr√°fico o a enemigos pol√≠ticos, llevan a cabo los cr√≠menes plena luz del d√≠a y en la v√≠a p√ļblica.

De los 133 políticos asesinados cuyos casos fueron documentados por Etellekt, 17 eran mujeres, y además medio centenar de familiares de militantes de distintos partidos también han sido ultimados.

“Esta violencia se ha concentrado en el √°mbito local, al menos el 71% de todas estas agresiones han sido en contra de autoridades electas y candidatos que aspiran a puestos del √°mbito local, sobre todo alcald√≠as y legisladores municipales”, coment√≥ el director de la consultora, Rub√©n Salazar a la radiodifusora Grupo F√≥rmula.

En comparación con el proceso electoral de 2012, la cifra de políticos asesinados es diez veces mayor ahora.

“√önicamente se tuvieron nueve pol√≠ticos asesinados y un candidato asesinado”, a pesar de que 2011 hab√≠a sido el a√Īo m√°s violento con 22.409 muertes violentas, precis√≥ Salazar.

La violencia en M√©xico tuvo en 2017 su a√Īo m√°s violento con m√°s de 25 mil homicidios. Una cifra que se enmarca en una d√©cada negra para el pa√≠s, que ha visto incrementar la cantidad de asesinatos desde el inicio de la guerra al narcotr√°fico en 2007.

La cuestionada pol√≠tica del gobierno de Calder√≥n (PAN, derecha) ha ido de la mano con un aumento de los asesinatos y la violencia. Desde el comienzo de la “guerra” 199.991 civiles fueron asesinados en casos vinculados al tr√°fico de drogas, consign√≥ un reportaje de diario El Pa√≠s de Espa√Īa.

En 2007 cuando Calder√≥n anunci√≥ su gran plan para combatir el tr√°fico murieron poco m√°s de 10 mil civiles, pero desde entonces el n√ļmero de v√≠ctimas no ha bajado de los 15 mil por a√Īo, dejando a M√©xico como uno de los pa√≠ses m√°s violentos del mundo.

Los candidatos


-AMLO promete cambios:

Andrés Manuel López Obrador, mejor conocido como AMLO, busca desmarcarse de la clase política que ha gobernado México en casi un siglo y se presenta como un adalid contra la corrupción.

Esa lucha contra la corrupci√≥n cal√≥ muy hondo entre los mexicanos, hartos de los excesos de las √©lites pol√≠ticas -a las que L√≥pez Obrador llama la “mafia del poder”- y de los esc√°ndalos de la administraci√≥n del sexenio de Enrique Pe√Īa Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

L√≥pez Obrador llama a su movimiento “la cuarta transformaci√≥n de M√©xico”, y se compara con h√©roes de la historia nacional como Benito Ju√°rez (1806-1876), figura clave en la construcci√≥n de la Rep√ļblica en el siglo XIX.

Sin embargo, muchos mexicanos le critican su falta de propuestas concretas para gobernar la segunda economía latinoamericana, durante la era de Donald Trump.

De “populista” a “gran peligro para M√©xico” que podr√≠a seguir los pasos de Hugo Ch√°vez en Venezuela: las cr√≠ticas contra AMLO llovieron durante la campa√Īa, incluso con avisos publicitarios que cuestionaban la salud del candidato.

Su proyecto para la naci√≥n 2018-2024 incluye reducir los salarios de funcionarios p√ļblicos en un 50%, asegura que no aumentar√° impuestos ni la deuda p√ļblica y prometi√≥ el fin de la reforma energ√©tica.

En cuanto a la violencia, AMLO ha sido claro que en un plazo de tres a√Īos terminar√° con la denominada guerra al narcotr√°fico y sugiri√≥ la posibilidad de entregar una amnist√≠a a personas condenadas por tr√°fico que ayuden a la justicia.

“Yo voy a conseguir la paz, ese es mi compromiso, voy a conseguir la paz y voy a terminar con la guerra, no vamos a continuar con la misma estrategia que no ha dado resultados‚Ķ A mitad del sexenio ya no habr√° guerra”, expres√≥ a principios de 2018.

-Meade, el político que no se pudo alejar del PRI:

José Antonio Meade, un político sin militancia, no consiguió liberarse del lastre del oficialista PRI, tachado de corrupto, y llega a la presidencial mexicana con pocas oportunidades, en la mayoría de las encuestas aparece tercer y a más de 30 puntos porcentuales de AMLO.

De 49 a√Īos, a Meade la candidatura le lleg√≥ inesperadamente. Hace poco m√°s de un a√Īo, pocos creer√≠an que fuera “el tapado”, como se designa al misterioso futuro candidato del PRI elegido por el mismo presidente.

Meade nunca ha tenido la tentaci√≥n de afiliarse a un partido. Trabaj√≥ en las dos presidencias del conservador Partido Acci√≥n Nacional, que gobern√≥ de 2000 a 2012, y fue reclutado por el presidente saliente Pe√Īa Nieto cuando el PRI regres√≥ al poder.

Hasta el momento es el √ļnico candidato que ha afirmado que mantendr√° la guerra al narcotr√°fico, apostando por evitar que las organizaciones criminales accedan a armas de fuego y fortaleciendo a las polic√≠as.

“Si tenemos buena prevenci√≥n, un mejor control de armas y de dinero, si logramos, adem√°s, fortalecer a nuestra polic√≠a y cambiamos el marco, al amparo del cual cooperamos, vamos a dar muchos mejores resultados”, coment√≥ en abril.

-Anaya, el político al estilo Silicon Valley:

Por su parte y con 39 a√Īos, Anaya es de los candidatos presidenciales m√°s j√≥venes del M√©xico contempor√°neo. Aparece segundo en la mayor√≠a de las encuestas, perfil√°ndose hasta ahora como el principal retador de L√≥pez Obrador.

Anaya, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), es impulsado por una coalición de derecha e izquierdas. De estilo fresco, muestra sus propuestas en exposiciones dignas de Apple o Google.

Al igual que AMLO también se ha presentado como alguien alejado de la política tradicional mexicana. Anaya busca ser presidente de México con la promesa de gobernar inspirado más en líderes de Silicon Valley que en la rancia política.

Aunque criticó la postura de AMLO de analizar una posible amnistía a personas condenadas por tráfico de drogas, Anaya también ha coincidido en que la política para combatir el narcotráfico no ha dado los resultados esperados.

Con Calder√≥n como una de sus principales enemigos, Anaya se mostr√≥ en los √ļltimos debates dispuesto a modificar la forma de enfrentar al narcotr√°fico.

“Siento que estamos peor que nunca y tenemos que entender que si seguimos haciendo lo mismo vamos a obtener los mismos resultados, lo que estamos haciendo no funciona”, se√Īal√≥ a fines de 2017, agregando que podr√≠a retirar al ej√©rcito de la lucha contra el narco.

-“El Bronco”, sin posibilidades pero con mucho humor:

En √ļltimo lugar y rezagado en las encuestas aparece Jaime Rodr√≠guez, “El Bronco”, el ranchero bravuc√≥n de los candidatos presidenciales de M√©xico, hizo historia en 2015 al ser el primer candidato independiente en convertirse en gobernador, y aunque no tiene ninguna posibilidad de ganar el domingo, su campa√Īa fue un gran entretenimiento durante el proceso electoral.

“Tenemos que mocharle la mano al que robe…”
, propuso de forma literal en el primer debate presidencial de abril. Con esa frase se convirtió en inspiración de una infinidad de chistes que se volvieron virales en las redes sociales.

El ingeniero agr√≥nomo, que siempre se ha rodeado de asesores formados en el sector empresarial, ha sido duramente criticado en Nuevo Le√≥n por ausentarse de su puesto como gobernador desde diciembre pasado, tan solo a dos a√Īos de haber asumido ese cargo, para contender por la presidencia.

El Congreso local le concedió la posibilidad de retomar la gubernatura después de la presidencial del 1 de julio.

Una de las cosas que más le reclaman los habitantes de Nuevo León, donde se encuentra Monterrey, polo industrial del país, es el pobre resultado que tuvo para disminuir la violencia. En respuesta, él siempre menciona que ha sido víctima del crimen organizado.

El sistema electoral mexicano no considera segunda vuelta, por lo que el candidato que obtenga la primera mayoría se convertirá de forma automática en presidente electo. Estas son las elecciones del domingo son las más grandes en la historia de México, pues se renovarán más de 18.000 puestos, incluidos los curules del Congreso bicameral.

URL CORTA: http://rbb.cl/km6v
Tendencias Ahora