Internacional
Voto evangélico abre la puerta a ola conservadora en Latinoamérica
Publicado por: Claudia Mi√Īo La informaci√≥n es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Se oponen al aborto, al matrimonio homosexual o a legalizar la marihuana: la creciente influencia de las iglesias evang√©licas en Latinoam√©rica abre puertas a tendencias conservadoras y se refleja en la pol√≠tica, tal como se vio en el ‘No’ al acuerdo de paz en Colombia.

“La creciente influencia evang√©lica en la pol√≠tica latinoamericana es uno de los motores conduciendo la regi√≥n hacia la derecha”, dijo a la AFP Andrew Chesnut, director de Estudios Cat√≥licos de la Universidad de la Mancomunidad de Virginia en Estados Unidos.

En Am√©rica Latina, hogar de 625 millones de personas, el 69% se declara cat√≥lico y el 19% protestante, seg√ļn datos de 2014 del Centro de Investigaciones Pew.

Sin embargo, en el continente donde vive el 40% de los cat√≥licos del mundo, cada vez hay m√°s cristianos de distintas denominaciones. “Uno de cada diez latinoamericanos fue criado en iglesias protestantes, pero cerca de uno de cada cinco se describe ahora como protestante”, se√Īal√≥ este organismo con sede en Washington.

Para Chesnut, los latinoamericanos se ven atra√≠dos por este tipo de culto, que incluye c√°nticos, exorcismos y una relaci√≥n m√°s personal con Cristo. “Por m√°s incre√≠ble que parezca, las iglesias evang√©licas (70% son espec√≠ficamente pentecostales) han podido ‘latinoamericanizarse’ mucho m√°s en menos de 100 a√Īos que la cat√≥lica en 500 a√Īos“, apunt√≥.

Su influencia se ve en la “arena pol√≠tica”, como ocurri√≥ en Estados Unidos en los a√Īos 1980 y 1990.

“Se oponen al aborto, al matrimonio gay, la legalizaci√≥n de la marihuana y favorecen modelos tradicionalistas de la familia y de los papeles tradicionales de g√©nero”, explic√≥ el experto.

Esta agenda, agreg√≥, fue clave para que en Colombia optaran por el “No” en el plebiscito sobre el pacto entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), que buscaba acabar 52 a√Īos de conflicto armado.

Decisi√≥n “exacerbada”

“La decisi√≥n de los cristianos para rechazar el acuerdo de paz con las FARC ten√≠a que ver con la moral y fue exacerbada”, sostuvo Fernando Giraldo, profesor e investigador de la Universidad del Norte en Barranquilla.

Este polit√≥logo advirti√≥ que “no eran ciertos” muchos de los argumentos de los cristianos opositores al acuerdo, alcanzado tras casi cuatro a√Īos de negociaciones en Cuba.

Entre los temas que seg√ļn el gobierno no estaban en el pacto, Giraldo mencion√≥ la “ideolog√≠a de g√©nero”, seg√ļn la cual la identidad sexual es el fruto de una construcci√≥n cultural.

Seg√ļn Chesnut, la oposici√≥n evang√©lica al acuerdo “se puede interpretar como un rechazo a la legalizaci√≥n del matrimonio gay en el pa√≠s y del lenguaje de la ‘ideolog√≠a de g√©nero’“.

“Estamos con la paz, pero no con los acuerdos”, dijo el pastor √Čdgar Casta√Īo, presidente de la Confederaci√≥n Evang√©lica de Colombia, que re√ļne a 266 organizaciones.

En Colombia, seg√ļn Casta√Īo, diez millones de los 48 millones de habitantes son evang√©licos y seis millones pueden votar. “Calculamos que cerca de cuatro millones votaron y entre 1,5 y dos millones lo hicieron por el ‘No"”, afirm√≥.

Lo pactado con la guerrilla fue descartado por apenas 55.600 votos, con una abstención histórica superior al 60%. Tras el revés electoral, Santos, un declarado católico, se reunió con líderes cristianos con miras a renegociar con la guerrilla.

“Amenaza al Estado laico”

Pero el peso del voto evang√©lico en el plebiscito en Colombia es s√≥lo la m√°s reciente prueba de esta fuerza religiosa en Latinoam√©rica, donde sus adeptos superan el 30% de la poblaci√≥n en Honduras, Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Puerto Rico, seg√ļn Pew.

En Brasil, el pa√≠s con mayor poblaci√≥n pentecostal del mundo (26%), incluso existe la “bancada evang√©lica” en el legislativo, con casi 80 miembros y clave en la destituci√≥n de la presidenta Dilma Rousseff, seg√ļn Chesnut. Expertos atribuyen el avance de estos grupos al retroceso de la izquierda.

En Argentina, donde el 9% de la poblaci√≥n se declara evangelista, el presidente cat√≥lico Mauricio Macri busc√≥ captar a estos votantes y recibi√≥ el apoyo p√ļblico del cantautor Ricardo Montaner, de gran popularidad en el pa√≠s sudamericano y pr√©dica evang√©lica.

El voto evang√©lico es codiciado especialmente por la centroizquierda en Chile. En su primer mandato, entre 2006 y 2010, Michelle Bachelet tuvo varios gestos en favor de esta poblaci√≥n, que agrupa al 17% de los chilenos, entre ellos establecer el 31 de octubre como el “D√≠a Nacional de las Iglesias Evang√©licas”.

Una de las primeras muestras de la relevancia del voto evang√©lico en Latinoam√©rica fue con Alberto Fujimori en Per√ļ, donde cerca de 10% se declara cristiano. En 1990, el exmandatario gan√≥ las elecciones con el respaldo de estas iglesias, y hasta incluy√≥ como segundo vicepresidente al pastor Carlos Garc√≠a.

“La conquista de espacios religiosos y pol√≠ticos de parte de los evang√©licos ha resultado en una ampliaci√≥n a la libertad de culto (…) Sin embargo, las nuevas alianzas entre los evang√©licos y los cat√≥licos conservadores podr√≠an representar una amenaza al Estado laico en el futuro”, advirti√≥ Chesnut.

URL CORTA: http://rbb.cl/ezjz
Tendencias Ahora