Desde los ministerio de Minería y Trabajo manifestaron preocupación por el plan de paralización progresiva anunciado por la Mina Invierno, en la región de Magallanes, que conllevó ayer martes en el despido de cientos de personas.

El ministro subrogante de Minería, Pablo Terrazas, señaló que para el Ejecutivo la principal preocupación es la perdida de empleos.

“Como Gobierno la señal es clara: acompañar a los trabajadores en este difícil momento que están siendo desvinculados”, dijo Terrazas a Emol, quien de paso explicó que están analizando la manera de reinsertar a los trabajadores desvinculados en otros puestos laborales.

Entre dichas opciones se contemplan empleos de emergencias, programas de obras públicas para la zona y el desarrollo de proyectos privados en la región.

En la misma línea dijo que han respaldado las acciones del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) y la aprobación de este proyecto, por lo que llama la atención la resolución del Tribunal Ambiental de Valdivia, que mantuvo la medida cautelar en contra de las tronaduras de la empresa que extrae carbón.

Lo anterior, pese al recurso del SEA que el viernes pasado presentó un recurso de reposición y alze la medida precautoria contra la minera.

En tanto, el titular del trabajo, Nicolás Monckeberg, afirmó que espera que por la vía judicial se resuelva la situación de la Mina Invierno y que opere allí la institucionalidad “y que los trabajadores ojalá, dentro del marco de ley y respetando el medioambiente, recuperen su fuente de trabajo, que es lo que nosotros hemos pedido a través de las distintas instancias judiciales”.