Tecnología
Domingo 11 marzo de 2018 | Publicado a las 14:14
La "estafa legal" a Spotify con que una persona ganó un millón de dólares
Publicado por: Nicol√°s Sep√ļlveda
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Buenas noticias: un usuario de Spotify en Bulgaria parece haber encontrado la f√≥rmula para vivir de la m√ļsica. Malas noticias: se trata de una estafa a la famosa plataforma de streaming musical. Aunque no rompi√≥ ninguna ley, lo cierto es que el b√ļlgaro se las arregl√≥ para manipular el sistema y asegurarse un pago por parte de Spotify de aproximadamente 1 mill√≥n de d√≥lares.

¬ŅC√≥mo lo hizo? En t√©rminos simples, creando listas con canciones originales y pagando 1200 cuentas premium para reproducir una y otra vez esas canciones. Y dado que se trata de cuentas correctamente creadas y al d√≠a, el pago de los royalties por reproducci√≥n es totalmente legal.

La manipulaci√≥n queda clara al momento de revisar las listas, llamadas ‚ÄúSoulful Music‚ÄĚ y ‚ÄúMusic from the Heart‚ÄĚ. La primera conten√≠a 467 canciones, de las cuales solo las primeras ten√≠an una duraci√≥n de tres o cuatro minutos; el resto apenas superaba los 30 segundos, el m√≠nimo para que Spotify pague por la reproducci√≥n. La segunda compart√≠a estas caracter√≠sticas. Los autores de los temas eran desconocidos y con poca o ninguna informaci√≥n en internet. Los ISRC, el c√≥digo de identificaci√≥n del streaming, las localizaba en Bulgaria.

El n√ļmero de seguidores tambi√©n era sospechoso: apenas 1800, de los que solo 1200 escuchaban las canciones, una cifra muy baja para una de las listas m√°s escuchadas en el mundo.

La plataforma paga 0.004 dólares por reproducción. Puede parecer bajo, pero una investigación del sitio Musicbusinessworldwide.com, especializado en la industria musical, ayudó a poner las cosas en perspectiva. Si se multiplica por la cantidad de veces que una canción puede reproducirse en un día, durante todo un mes, la tarifa se vuelve interesante.

En el caso de la lista ‚ÄúSoulful Music‚ÄĚ, el n√ļmero de reproducciones podr√≠a llegar a 60 mil por parte de un solo usuario. Pero recordemos que estamos hablando de 1.200 usuarios premium. As√≠ la cifra de reproducciones aumenta vertiginosamente y alcanza los 72 millones, lo que multiplicado por los 0.004 d√≥lares se convierte en 288 mil d√≥lares al mes.

Spotify
Spotify

Nada mal, dado que el costo mensual de cada cuenta premium es de 9,99 dólares, con lo que la inversión inicial de este particular emprendimiento es de 12 mil dólares. Aunque hay que considerar el trabajo que hay detrás del esquema: componer y grabar más de 400 canciones, aunque duren menos de 40 segundos; administrarlas en Spotify para crear las listas, y comprar y mantener al día 1.200 cuentas. Y preocuparse de conservar esas cuentas reproduciendo permanentemente las listas, lo que se sospecha que se hizo por medio de bots o software especializados.

El detalle es que al momento de descubrirse esta situaci√≥n, las listas ya llevaban cuatro meses en funcionamiento, por lo que ‚ÄúSoulful Music‚ÄĚ ya hab√≠a generado m√°s de un mill√≥n de d√≥lares en ganancias. Y no hay que olvidar que hab√≠a otra lista de caracter√≠sticas similares.

Parec√≠a el esquema perfecto para ganar dinero a trav√©s de Spotify y sin quebrar ley alguna. Pero a las listas les iba tan ‚Äúbien‚ÄĚ que no tardaron en generar sospechas entre quienes siempre est√°n atentos a lo que sube y baja en los rankings: los sellos discogr√°ficos.

PILLADO

Fue en la √ļltima semana de septiembre de 2017 que un ejecutivo de un importante sello musical not√≥ que ‚ÄúSoulful Music‚ÄĚ estaba en el puesto 35¬į a nivel mundial y 11¬į en Estados Unidos, una ubicaci√≥n inusualmente alta para una playlist no creada por una compa√Ī√≠a discogr√°fica.

Una vez notificada, Spotify verific√≥ las irregularidades y baj√≥ las canciones de la plataforma. En una declaraci√≥n al respecto, la empresa explic√≥ que ‚Äútomamos muy en serio la manipulaci√≥n de la actividad del streaming. Contamos con m√ļltiples medidas de detecci√≥n que monitorean el consumo en el servicio para detectar, investigar y manejar dicha actividad‚ÄĚ.

Aunque Spotify no usa el término Estafa ni otro similar para describir lo ocurrido, es obvio que el esquema fue desarrollado para aprovechar un vacío o un loop en el sistema de pagos a los artistas. Que no se haya vulnerado ninguna ley no valida lo sucedido. En el análisis de Musicbusinessworldwide.com se incluyen dos reflexiones que vale la pena tener cuenta: que no se puede culpar del todo a Spotify, porque todas las cuentas usadas estaban en regla, y que lamentablemente los enormes pagos realizados a quien o quienes están detrás de esta estafa legal pudieron haber ido a artistas reales.

Mixmag
Mixmag

EL VALOR DEL SILENCIO

Una situaci√≥n similar se dio en mayo de 2014, aunque el protagonista fue una banda real y no se trat√≥ de una estafa. Ese a√Īo, el grupo norteamericano Vulfpeck subi√≥ un √°lbum llamado Sleepify. Seg√ļn consign√≥ The Verge, el disco consist√≠a en 10 tracks de 30 segundos cada uno. Pero 30 segundos de silencio.

Vulfpeck pidi√≥ a sus seguidores que dejaran reproduciendo el √°lbum toda la noche, mientras dorm√≠an. Con las ganancias obtenidas, la banda pretend√≠a financiar una gira de conciertos gratuitos para el p√ļblico.

En esos d√≠as, el pago promedio por reproducci√≥n ascend√≠a a 0.007 d√≥lares. Seg√ļn el sitio Vice, Vulfpeck obtuvo 20.000 d√≥lares antes de que Spotify reaccionara y bajara el disco. De acuerdo a Jack Stratton, el tecladista de la banda, un personero de la compa√Ī√≠a les envi√≥ un correo electr√≥nico admitiendo que lo que hab√≠an hecho les parec√≠a ingenioso y divertido, pero que hab√≠a violado sus t√©rminos de contenido.

Esta historia, al menos, tuvo una conclusión feliz. La noticia recorrió el mundo y la banda aumentó su popularidad. Además recibió las ganancias por Sleepify un par de meses después, con las que concretó la gira que había prometido.

URL CORTA: http://rbb.cl/jl2s
Tendencias Ahora