Artes y Cultura
Cr√≠tica de Teatro: ‚ÄúOkupaci√≥n‚ÄĚ, humor, solidaridad y ternura
Publicado por: Leopoldo Pulgar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Al Teatro Ictus le gusta decir que este montaje fue estrenado un par de meses antes del ‚Äúparo de los ping√ľinos‚ÄĚ que, en 2005, dio inicio a las movilizaciones estudiantiles por la educaci√≥n p√ļblica.

Demostraba que el teatro es capaz de percibir los cambios que experimenta la sociedad y entregar una inmediata opinión crítica desde el escenario.

Algo que la compa√Ī√≠a busc√≥ desde 1955, luego que un grupo de estudiantes del Teatro de Ensayo de la UC abandonara el plantel tras sus propios objetivos art√≠sticos.

Y que traspasó a través de un sistema de creación y dirección colectiva, y un estilo de actuación y puesta en escena muy asociados a la vida cotidiana, que se ha mantenido y profundizado hasta ahora.

Estudiantes y profesores

En Okupaci√≥n, que dirige Edgardo Bruna, en reemplazo de Nissim Sharim, maestros y alumnos se toman el liceo como √ļltimo recurso para que no sea privatizado y por condiciones dignas de trabajo y estudio.

Bloquean la entrada con sillas y exhiben un lienzo con una demanda que relaciona cultura y educaci√≥n. Esos pocos objetos, m√°s una mesa, son la √ļnica utiler√≠a de la obra.

Todo lo dem√°s corre por cuenta del desempe√Īo actoral, un desaf√≠o al que Jos√© Secall, Mar√≠a Elena Duvauchelle, Otilio Castro, Paula Sharim y Edgardo Bruna responden muy bien.

En Okupaci√≥n se mira la educaci√≥n y la cultura desde el punto de vista de los profesores de la ense√Īanza p√ļblica, que se sabe, trabajan en condiciones bien desmejoradas.

A eso se agrega la valoración que se hace de la lucha junto a los estudiantes, sin dejar de incluir el cara a cara entre movilizados y quienes se oponen a la toma, recurso que permite subrayar los temas del poder y la sumisión.

Pero siempre con el humor a flor de piel, no con chistes sueltos ni gui√Īos a la galer√≠a, sino con esa comicidad que resulta de las situaciones contradictorias, locas o absurdas propias de la buena (y escasa) comedia.

De este modo, se desarrolla un diálogo que transporta contenidos que asoman en una dimensión actual y a escala humana, que hacen resaltar el compromiso social de la propuesta, en escenas jocosas e irónicas que se suceden con emotividad, agilidad y credibilidad.

Percepci√≥n que se tiene, incluso, en ciertos par√©ntesis del relato que relacionan el valor de la inteligencia, el estudio y la experiencia humana con la educaci√≥n y la cultura, al aludir a Galileo Galilei y a otros destacados personajes universales, y cuando entablan di√°logo con el p√ļblico.

Sin embargo, quiz√°s lo que mejor traspasa la obra, adem√°s del humor y la desenvoltura de su elenco, es la solidaridad entre sus personajes y, especialmente, la ternura para relacionarse con los estudiantes y los objetivos por los que todos luchan.

Sala La Comedia. Merced 349. Fonos: 2 2639 1523 ‚Äď 2 2639 2101. Jueves y viernes 20.30; s√°bado 20.00 horas. Jueves $ 5.500 general, $ 4.500 tercera edad y estudiantes; viernes $ 7.500 general; s√°bado $ 10.500 general, $ 7.500 estudiantes y tercera

URL CORTA: http://rbb.cl/ewqw
Tendencias Ahora