Artes y Cultura
Miércoles 12 junio de 2019 | Publicado a las 15:59 · Actualizado a las 16:00
Kintsugi, de María José Navia: "No hay destinos que escoger al final de esta página"
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Kintsugi, de María José Navia, es una novela corta sobre una familia fragmentada, que no logra comunicarse, donde no hay empatía. Donde cada cual pareciera encerrarse en si mismo, donde la vida pareciera decidir, y hacia callejones sin salidas.

Bien escrito, Kintsugi refleja el individualismo, la introspecci√≥n y las dificultades de comunicaci√≥n en una familia que se disgrega. Por falta de n√ļcleo, de destinos, deseos, de pasiones.

‚ÄúEso era su familia ahora: una cuantas conversaciones por Skype, algunos e-mails, su rutina de comprar regalos e ir al correo cada dos semanas.‚ÄĚ (pp 98)

Las relaciones parecen ser deberes, tr√°mites. Y los destinos, los que permiten ‚Äúseguir la corriente‚ÄĚ y sobrevivir.

‚ÄúNo hay destinos que escoger al final de esta p√°gina.‚ÄĚ (pp 90)

Cargado de melancolía (más que de nostalgia), de tristeza, de vacío, María José Navia invita a través de Kintsugi a introducirnos a un mundo que no es evidente, que pasa desapercibido entre tantos estímulos, la publicidad y las muchedumbres. Uno donde las personas no logran pararse sobre si mismas. Un mundo posiblemente mucho más extendido de lo que creemos donde la depresión es más que un fantasma.

Kintsugi, Editorial Kindberg (c)
Kintsugi, Editorial Kindberg (c)

Kintsugi
María José Navia
Editorial Kindberg

Valparaíso, noviembre de 2018

Tendencias Ahora