Artes y Cultura
Martes 28 mayo de 2019 | Publicado a las 12:09 · Actualizado a las 12:14
Isabel Allende defiende a Neruda de acusaciones de abandono y violación: "En Chile están contra él"
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En el marco de la promoci√≥n de su √ļltima novela, Largo p√©talo de mar, la escritora chilena Isabel Allende se refiri√≥ a las acusaciones resurgidas en los √ļltimos a√Īos contra Pablo Neruda, donde lo inculpan de violaci√≥n y de haber abandonado a su hija con hidrocefalia en la d√©cada del treinta, Malva Marina.

Consultada por el diario espa√Īol El Mundo sobre si hab√≠a conocido a Neruda en persona, la autora coment√≥: “s√≠ y su poes√≠a me ha acompa√Īado siempre. Ahora en Chile est√°n contra √©l porque abandon√≥ a un hija con problemas y por violar a una mujer”.

La acusación por violación, que reflotó en paralelo al surgimiento de movimientos feministas como el #MeToo, se basa en uno de los textos del libro de memorias Confieso que he vivido, donde el poeta recrea un supuesto ultraje a una empleada doméstica cuando trabajaba como diplomático en Sri Lanka.

‚ÄúEl encuentro fue el de un hombre con una estatua. Permaneci√≥ todo el tiempo con sus ojos abiertos, impasible‚ÄĚ, escribi√≥ el poeta en su autobiograf√≠a.

Por otro lado, el episodio de abandono fue profundizado en una de las √ļltimas biograf√≠as sobre el autor chileno, Neruda: el llamado del poeta (HarperCollins, 2018), Aqu√≠, detalla c√≥mo fue su relaci√≥n con Malva Marina, la hija con hidrocefalia fruto de su relaci√≥n amorosa con Maria Hagenaar Vogelzang, de quienes se alej√≥ a√Īos m√°s tarde.

“Hay que separar al autor de su obra. Si no se hace se condenar√≠a a muchos. Y hay que ver en qu√© tiempo ocurrieron las cosas”, complement√≥ Allende en su respuesta sobre Neruda, cuya gesti√≥n a favor del desembarco del barco Winnipeg en Valpara√≠so en 1939, con centenares de refugiados de la guerra Civil Espa√Īola a bordo, da forma a su nueva novela.

“Chile era el fin del mundo y no llegaba entonces a los tres millones de habitantes. El Gobierno quer√≠a obreros cualificados pero Neruda se las arregl√≥ para que embarcabaran artistas, intelectuales, amigos suyos. Se intregraron en el pa√≠s hasta el extremo que uno de ellos, Leopoldo Castelo, reescribi√≥ la Historia de Chile. Hubo, es cierto, cierta oposici√≥n de la Iglesia y de los conservadores”, record√≥ Allende.

Tendencias Ahora