Artes y Cultura
Martes 28 mayo de 2019 | Publicado a las 15:57
Así es "Mi Amigo Alexis", el sorprendente y llamativo debut cinematográfico de Alexis Sánchez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Este jueves debuta en las salas de cine Mi Amigo Alexis, el filme que llev√≥ a Alexis SaŇĄchez a la pantalla grande de la mano de la productora F√°bula y del director Alejandro Fern√°ndez Almendras (Matar a un Hombre, Aqu√≠ no ha pasado nada).

Se trata de la primera apuesta masiva y a gran escala de los productores ejecutivos Juan de Dios y Pablo Larraín por capitalizar la taquilla local, en días en que uno de los cineastas chilenos más exitosos en este ítem, Nicolás López, se mantiene alejado de la industria cinematográfica.

Si bien en un principio fue presentada como una pel√≠cula biogr√°fica sobre el delantero del Manchester United, el resultado final dista mucho de eso. La historia gira alrededor de Tito (Luciano Gonz√°lez), un ni√Īo con aptitudes futbol√≠sticas que se enfrenta a la disyuntiva de iniciar o no una carrera profesional en el balompi√©. En ese contexto, y por casualidad, conoce a Alexis, quien lo orientar√° a √©l y a su familia en dicho objetivo.

"Mi amigo Alexis"
“Mi amigo Alexis”

Lo anterior se intercala con recuerdos de infancia del deportista protagonizados en escena por Marco Baeza, un carism√°tico ni√Īo que recrea sus inicios en Tocopilla con un evidente parecido f√≠sico. Los viajes al pasado, sin embargo, no definen el rumbo de la historia, que se centra en los conflictos de Tito con su obtuso padre, H√©ctor (Daniel Mu√Īoz), un exfutbolista que busca zafar de la frustraci√≥n a trav√©s de su hijo.

El tono de la pel√≠cula queda manifiesto al inicio, en su primera escena, con un plano general que muestra las “pichangas” polvorientas de S√°nchez al ritmo festivo y nortino de la Banda Conmoci√≥n, donde la miseria del paisaje contraste con un peque√Īo (en la distancia) cami√≥n minero.

La m√ļsica chilena, para efectos de la “picard√≠a” del f√ļtbol de barrio, es fundamental. Con canciones de Los Jaivas, Gepe, Camila Moreno, Benjam√≠n Walker y hasta Ceaese con Drefquila, la m√ļsica cruza la festividad completa del filme, siempre en un tono familiar y carente de escenas rom√°nticas y amorosas.

Mi amigo Alexis
Mi amigo Alexis

.
¬ŅC√≥mo act√ļa Alexis S√°nchez? Con mucho esfuerzo, sin duda, pero aprobando en la mayor√≠a de sus escenas, que en rigor tampoco son tantas. Su secuencia m√°s larga y sin cortes ocurre al principio, cuando debe dar explicaciones a H√©ctor sobre su condici√≥n de millonario en un parlamento largo y demasiado estudiado para asimilarlo como una respuesta genuina.

Daniel Mu√Īoz, en ese contexto de ni√Īos y una mega estrella deportiva, asume el peso interpretativo de la historia, que tambi√©n acude a recursos visuales de los smartphones (pantallas verticales, mensajes, lenguaje de WhatsApp) en un gui√Īo evidente al p√ļblico infanto-juvenil. La actriz Manuela Oyarz√ļn, quien interpreta a la madre de Tito, tambi√©n ayuda en esa tarea, sobretodo en el nudo dram√°tico principal: la decisi√≥n de ser o no un futbolista.

P√°rrafo aparte merece la actuaci√≥n de Ignacia Uribe (Pacto de Sangre), hermana mayor de Tito, cuyo sue√Īo es convertirse en arquera profesional. El conflicto (ad hok en el marco del inicio del Mundial de F√ļtbol Femenino), lamentablemente, est√° apenas tratado en la cinta, cuyo desenlace dista mucho de la propuesta inicial.

Si bien hasta dos tercios del metraje Mi Amigo Alexis se presenta como una historia √°gil y entretenida, risue√Īa y chilena, en el √ļltimo tramo se nota la mano de Vibra, la otra corproductora del filme y empresa de marketing de Fernando Felicevich, representante de S√°nchez.

La moralejas y mensajes de Alexis, adem√°s de un forzado, breve e inexplicable encuentro con el vecindario de Tito (donde destaca la reaparici√≥n de Aldo Parodi, cl√°sico del cine chileno), terminan distorsionando el mensaje general, cuya idea fuerza podr√≠a resumirse en la alegr√≠a y libertad de los ni√Īos.

A pesar de esto, Mi Amigo Alexis supera en todos los aspectos el debut cinematográfico de Iván Zamorano con Azul y Blanco, por ejemplo, y se distancia de buena parte de las películas temáticas del cine chileno (Los 33, otro ejemplo) que suelen dejar de lado su principal objetivo: contar una buena historia.

Tendencias Ahora