Vida
5 √ļtiles consejos para elegir y usar un perfume de hombre
Publicado por: Eduardo Woo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Para la mayoría de los hombres, tener que elegir un perfume es un mero trámite, sin embargo, pocos saben realmente las implicancias de usar uno.

Tener una fragancia influye en una serie de reacciones en el estado de ánimo de las personas que nos rodean, tales como provocar sensualidad, y con ello mejorar o empeorar una cita, o lograr una buena percepción de los demás en el trabajo, aunque si abusas, podrías generar lo contrario.

Para ello entonces se hace necesario manejar algunos consejos que el sitio especializado PerfumesdeHombres entrega, para adquirir y usar uno correctamente:

1. Usar una tarjeta

Pasa que cuando uno prueba un perfume, lo primero que hace es ech√°rselo y con ello “contamina” las fragancias que posteriormente seguiremos probando. Para que esto no ocurra se recomienda usar una tarjeta para probar su olor.

2. Tomar aire fresco

Esto es b√°sicamente tomarse un tiempo y respirar aire corriente, para poder percibir correctamente los aromas, uno tras otro. Seg√ļn se afirma, llevarse a la nariz granos de caf√© ayuda a disipar el olor, o lo m√°s simple, recorrer la tienda un poco antes de probar el siguiente.

3. Usar la mu√Īeca

Este punto se relaciona con el primero. Una vez que hayamos elegido un grupo de fragancias, se recomienda posteriormente rociarla en la mu√Īeca para saber c√≥mo reacciona el olor con nuestra piel.

4. Pensar en el contexto

Como dec√≠amos en un comienzo, utilizar un perfume nos define frente a los dem√°s y est√° en nosotros aprovechar eso. Por esto es que debemos hacernos las siguientes preguntas: ¬ŅVoy a un evento donde quiero llamar la atenci√≥n con la fragancia? O al contrario, ¬Ņacudo a un espacio reducido donde no se recomienda mucho perfume?

Para esto es bueno asesorarse con la vendedora de turno, quien nos ayudar√° a elegir uno, seg√ļn nuestras intenciones.

5. Zonas de uso

Una vez elegida una fragancia, tenemos que tomar en cuenta que nuestro cuerpo posee zonas en la que podemos intensificar el aroma seleccionado. √Čstos son “puntos de pulso” que generan calor y por ende, potencian su efecto.

As√≠ entonces est√° el cuello, las mu√Īecas y detr√°s de las orejas, zonas identificadas como puntos calientes donde se recomienda rociar nuestro aroma, aunque al ser √°reas descubiertas, es aconsejable rociar nuevamente para mantener su efecto.

Adem√°s, el pecho, espalda y muslos -√°reas bajo la ropa-, permiten que el olor sea m√°s duradero, ya que no reciben aire constantemente.

Tendencias Ahora