Notas
Cat√°strofe del Everest aviva las tensiones entre alpinistas y sherpas
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La anulación de la temporada de alpinismo en el Everest reavivó las tensiones entre los sherpas y los escaladores extranjeros, capaces de gastar miles de dólares para subir al techo del mundo pero a menudo insensibles a las condiciones laborales de sus guías locales.

La escalada del Everest por la fachada nepalesa es la ruta m√°s f√°cil y, por lejos, la m√°s popular. Por ella transitan cada a√Īo a partir de abril centenas de alpinistas. Pero desde la avalancha del 18 de abril pasado, que cost√≥ la vida a 16 sherpas, en lo que fue el accidente m√°s mort√≠fero de la historia del Everest (8.848), se anularon todas las expediciones.

El accidente desat√≥ un conflicto entre los gu√¨as de la monta√Īa y el gobierno, cuya propuesta de indemnizaci√≥n de apenas 400 d√≥lares por persona fue rechazada por las indignadas familias.

Los sherpas decidieron suspender el trabajo mientras el gobierno no satisfaga sus reivindicaciones, por lo cual sus clientes tuvieron que volver a sus respectivos países.

El estadounidense Robert Kay de 52 a√Īos hab√≠a planeado este a√Īo su tercer intento de subir al Everest, tras dos intentos fallidos debido al mal tiempo en 2010 y 2013. Para preparar la escalada, contrat√≥ a dos entrenadores f√≠sicos, tom√≥ diez semanas de vacaciones y gast√≥ en total 40.000 d√≥lares.

“Un d√≠a te dicen: ‘no habr√° ascensi√≥n’. Un minuto m√°s tarde: ‘el gobierno va a llegar a un acuerdo y las subidas se van a hacer’. Al d√≠a siguiente: ‘se anula todo’”, cuenta Kay.

Los escaladores describen un ambiente muy tenso con los sherpas y rememoran los altercados registrados el a√Īo pasado entre clientes empecinados en subir sin tener en cuenta las condiciones clim√°ticas y los gu√≠as excedidos.

La catástrofe del 18 de abril dejó nuevamente en evidencia los riesgos que corren los guías y los portadores de bultos nepaleses a cambio de salarios muy bajos. Los sherpas piden que se revaloricen los seguros de salud y de vida y rechazan la mísera indemnización de 400 dólares.

Seg√ļn Kay, los gu√≠as que √©l hab√≠a contratado estaban dispuesto a cumplir con su misi√≥n pero no lo hicieron por temor a represalias.

Otros escaladores consideran que el comportamiento de algunos alpinistas y de ciertas agencias turísticas nutrieron el rencor de los sherpas.

La actividad de la escalada aporta m√°s de tres millones de d√≥lares por a√Īo a Nepal, que en concepto de turismo ingresa unos 356 millones, o sea cerca del 2% del PIB nacional.

“Econ√≥micamente el Everest no es muy importante” pero la cat√°strofe y sus consecuencias “han da√Īado la imagen de Nepal”, afirma un ex agente tur√≠stico nepal√©s, Prachanda Man Shrestha.

Muchos alpinistas podrían optar por intentar la escalada desde China.

Tendencias Ahora