Notas
Aseguran tener nuevos antecedentes sobre la muerte de conscripto Pedro Soto Tapia
Publicado por: Francisco Ovalle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ex detective que investig√≥ el caso de la muerte del soldado conscripto Pedro Soto Tapia en la d√©cada del 90′ en San Felipe, asegura tener nuevos antecedentes que plasmar√° en el Libro “Entre Placas y Bayonetas” con el que busca reabrir el caso que fue cerrado y caratulado como suicidio.

Mientras hoy se inician los peritajes al cuerpo de Jorge Matute Johns, hay un caso que en la región de Valparaíso aun para muchas personas mantiene un manto de dudas respecto incluso al fallo final de la investigación.

En Diciembre de 1996 la ciudad de San Felipe se vio conmocionada con la desaparición del joven soldado conscripto del regimiento Yungay, Pedro Soto Tapia, que tras meses de investigación -finalmente el 15 de marzo de 1997-, fueron encontrados restos humanos en una gruta del cerro La Virgen de la ciudad. Posteriormente se estableció que correspondían al joven desaparecido

A partir de ahí, y cuando todo apuntaba a dar tranquilidad a la familia, comenzó a generarse una serie de acontecimientos que mas que aclarar el caso, sembraron un manto de duda en torno a la causa del fallecimiento.

Seg√ļn las pericias oficiales, y tras largos a√Īos de investigaci√≥n, la justicia determin√≥ que la causa de muerte fue un suicidio. Sin embargo, para las personas que estuvieron de alguna u otra manera ligadas al caso, era imposible que Soto Tapia se suicidara, sobre todo porque el cuerpo apareci√≥, desmembrado, solo con algunas partes y tras peritajes que no fueron considerados en la investigaci√≥n, sus huesos hab√≠an sido fracturados por torci√≥n y posteriormente raspados con un elemento filoso

Así lo recuerda Edgardo Molina, ex detective que participó en las primeras diligencias, quien en conversación exclusiva con La Radio, asegura que las inconsistencias en la investigación partieron desde el primer día del hallazgo de las osamentas, donde se cometieron varios errores graves de procedimientos. Por ejemplo no se realizó fijación del sitio del suceso, ni planimétrica ni fotográfica, y es más, se levantó la evidencia sin mayor control o custodia y se trasladaron al cuartel policial.

Eso dice Molina, esta incluido en el proceso, pero al parecer fue desestimado, as√≠ como tampoco se consideraron los antecedentes que entreg√≥ una perito del Servicio medico Legal ni el Labocar de Carabineros, por razones que a√ļn son desconocidas.

Edgard Molina, fue desvinculado de la Instituci√≥n, pero reconoce que llev√≥ una investigaci√≥n paralela extraoficial, y con los mismos antecedentes que obran en el proceso, desarrollo una hip√≥tesis distinta. En una campa√Īa del regimiento, el Soldado Soto Tapia habr√≠a sido victima de agresiones sodomiticas y para asegurar su silencio, fue asesinado por integrantes del Ej√©rcito.

La historia y todos los antecedentes de esa “investigaci√≥n secundaria”, est√°n plasmados en un libro que espera publicar. Se titular√≠a ‚ÄúEntre Placas y Bayonetas‚ÄĚ, escrito que est√° listo y s√≥lo en espera de alguna editorial que se interese en imprimir, esto con el objeto -dice Molina- de que se pueda reabrir el caso y se llegue a la verdad, la que seg√ļn el se ha mantenido oculta todos estos a√Īos.

Otro de los que estuvo muy cercano a la investigaci√≥n fue el entonces diputado Nelson √Āvila, quien califica el caso como grotesco, asegurando que c√≠rculos de poder lograron desviar la atenci√≥n y entorpecer la investigaci√≥n.

√Āvila concuerda con la versi√≥n del ex detective Edgard Molina. Soto Tapia no pudo haberse suicidado.

El caso en ese entonces se cerró caratulado como suicidio.

Escucha la entrevista completa acá realizada por Francisco Ovalle, en Radio Bío Bío de Valparaíso.

Tendencias Ahora