Notas
Estatua humana que se venga de espectador bromista se convierte en fenómeno de YouTube
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Probablemente todos hemos visto estatuas humanas realizando sus actuaciones en paseos peatonales al aire libre. Muchos tambi√©n hemos presenciado cuando alg√ļn espectador se pone desagradable con estos artistas tratando de hacerse el gracioso.

Sin embargo, pocos alguna vez presenciaron a la estatua veng√°ndose.

Quizá por ello el video de una estatua viviente en Cavill Avenue, localidad de Gold Coast en Australia se ha convertido en un éxito mundial, con más de 2.4 millones de visitas en apenas dos días desde que fue cargado a YouTube.

El protagonista es David Mulder, un mimo que desde hace 5 a√Īos trabaja en el lugar caracterizado como un vaquero plateado, interactuando con los turistas. Fue durante una jornada como cualquier otra que un hombre comenz√≥ a molestarlo pese a la reprobaci√≥n de los espectadores, toc√°ndolo y jugando con su sombrero.

Mulder se mantuvo estoico hasta que el bromista se humedeci√≥ el dedo en la boca para introducirlo en la oreja del mimo. “En ese momento fue cuando pens√© ‘Acabas de cruzar el l√≠mite‘”, afirm√≥ a la cadena australiana 9 News.

Fue entonces cuando el artista le dio repentinamente un pu√Īetazo en la cara al bromista, quien sali√≥ de cuadro por efecto del golpe. Seg√ļn testigos, qued√≥ con la boca ensangrentada.

Y aunque la mayor parte de los comentarios aprueban la reacción de la estatua humana, Mulder afirmó estar arrepentido e incluso querer pedir disculpas al vapuleado bromista.

Golpear a alguien no es algo que me guste hacer. Lo que √©l hizo estaba mal, pero yo tampoco hice bien en golpearlo. La violencia nunca tiene justificaci√≥n“, afirm√≥ Mulder, a√Īadiendo que la √ļltima vez que hab√≠a golpeado a alguien fue en la escuela durante su educaci√≥n b√°sica.

El mimo confidenció que muchas veces es víctima de bromistas, quienes le saltan en la espalda e incluso en una ocasión, lo patearon en los testículos, pero que ello no le hace estar menos conforme con su labor.

“Cuando los ni√Īos se acercan y te dicen ‘te quiero’, basta para hacer mi d√≠a”, concluy√≥.

http://youtu.be/v-l2zl85PHs

Tendencias Ahora