Notas
El truco para vivir y pasarla bien, sin gastar un peso
Publicado por: Víctor Huidobro
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Mi art√≠culo de hoy, se basa en como un chileno puede cumplir sus sue√Īos, pas√°ndolo bien, con dinero y comodidades que le permitan un buen nivel de vida.

Esto motivado por la actual realidad que vive el pa√≠s, con demandas sociales por doquier, como son los casos de Ays√©n (o Ais√©n como lo escribe el se√Īor Jorge Schaulsohn v√≠a twitter), los damnificados del terremoto o los de Magallanes, quienes tienen un alt√≠simo costo de vida, que no son capaces de satisfacer.

Por ello cualquier chileno, quisiera tener una vida tranquila y vivirla al m√°ximo. Algo as√≠ como un Negro Pi√Īera, con billete y sin trabajarle un minuto a nadie.

Quiero aconsejarlos de cuál es la fórmula que ustedes tienen para pasarlo bien, sin gastar un peso de su bolsillo. Algo que cualquier ciudadano normal quisiera hacer.

B√°sicamente ustedes tienen que ser funcionarios p√ļblicos, pero con un grado jer√°rquico que va desde el Presidente de la Rep√ļblica, Ministros, Subsecretarios, Jefes de Servicios, Parlamentarios, alto mando de la Fuerzas Armadas y Carabineros, etc.

Cuando digo de grado jer√°rquico, no se espante. Para ser ministro, un jefe de servicio p√ļblico o parlamentario, no es necesario ser una joya egresada de una universidad. De hecho, la mayor√≠a de √©stos llegan a sus funciones improvisando, sin tener mucho conocimiento de su cargo, y a la chilena, aplicando la ley del m√≠nimo esfuerzo.

Es que lo pasan el descueve. No usan la CMR Falabella para poner bencina, no pagan los hoteles y pasajes en avi√≥n con la Tarjeta M√°s Paris, no conocen una oficina de atenci√≥n a cliente de una compa√Ī√≠a de telefon√≠a celular, no llevan el auto al taller, y menos, pescan a la Josefina Correa con sus ofertones del L√≠der.

Y quien paga esta lujuriosa vida: el fisco. Y quien le entrega la mayoría del dinero al Estado: los impuestos. Y de dónde provienen los impuestos: de todos los chilenos.

Adem√°s el trabajo es una cosa, pero lo que los vuelve loco, son los beneficios. Gozan de tener a su disposici√≥n autos fiscales de alto valor, bencina gratis, gastos reservados y uno que otro, tienen la posibilidad de apropiarse de alg√ļn recurso extra del estado, que, obviamente, podr√≠a ser un √≠licito.

El ejemplo m√°s com√ļn, y por cierto, m√°s criticado por la gente,son los ‚ÄúHonorables‚ÄĚ parlamentarios. Sus ingresos y gastos por representaci√≥n son altos. Obviamente, varios de ellos tienen el car√°cter de reservado, es decir, no son informados. Adem√°s, los se√Īores pueden apernar a alg√ļn familiar o amigo a quien le cancelan un honorario por no hacer nada.

Los Ministros y Subsecretarios de Estado, Intendentes y el resto, tienen beneficios muy similares. Lo que me llama la atenci√≥n, es que cambian sus autos fiscales a menudo, y l√≥gicamente, no pagan ni uno. Los gastos reservados son llamativos. Comen bien, viajan c√≥modos y alojan en los mejores hoteles. Y lo mejor, no tienen obligaci√≥n de rendirlos en forma p√ļblica.

Otros son los altos mandos de las fuerzas armadas y de orden. Unos veh√≠culos √ļltimo modelo, como si fueran a pasearse a Hollywood, que aparte de usarlos para el traslado a su trabajo, le pegan sus buenos paseos para uso personal. Tambi√©n, algunos de ellos, tienen el privilegio de vivir en mediaguas de 200 m2, m√°s o menos, con un mozo a su servicio. Lo que s√≠ hay que dejar en claro, es que los uniformados SI estudian y son gente preparada, nada que decir al respecto.

Los Jefes de Servicios p√ļblicos ya son m√°s modestos. Son de apariencia apagada, fome y casi siempre pueden andar enojados. Pero igual andan unos en 4√ó4, como si fueran a correr un rally. Tambi√©n le dan un billetito para comidas institucionales, las que casi siempre los libera de trabajar en la tarde, ya que se toman un buen vino tinto y con ello, se van derecho a la siesta. Y para justificar la cimarra, le avisan a su secretaria que fueron a terreno, como le llaman ellos.

Y menor grado, puede encontrase un chofer de un veh√≠culo municipal. Aparte de creerse amos y se√Īores en las calles, son tradicionales sus desv√≠os para hacer alg√ļn tr√°mite personal o para trasladar a la polola, esposa o amante.

Concluyendo, les pido que lean estas palabras y se dar√°n cuenta de que es verdad. Nada ha sido inventado. Intenten ser un funcionario p√ļblico como los descrito m√°s arriba y ver√°n que lo que les explico es cierto

Lo √ļnico penoso es que con toda esa farra de dinero, se podr√≠a ayudar a mucha gente que clama por ayuda, ya sea por distintas razones. El botadero de plata es impresionante, pero a los beneficiados, no les importa nada.

Víctor Huidobro es periodista. Vive en Santiago y escribe regularmente en su blog, El Nada Serio. Tiene su cuenta de Twitter en @elnadaserio

URL CORTA: http://rbb.cl/2cy2
Tendencias Ahora