Notas
Cat√≥licos espa√Īoles blasfeman contra exposici√≥n fotogr√°fica con Jes√ļs tatuado y monjas sexy
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un actor que posa desnudo con una imagen del “Cristo Crucificado” de Vel√°zquez, famosas vestidas de monjas sexy con zapatos de tal√≥n y un Jesucristo tatuado: dos provocadoras exposiciones fotogr√°ficas desataron la ira de los cat√≥licos en Espa√Īa, que denuncian una blasfemia.

La muestra que m√°s revuelo caus√≥ fue “Obscenity”, desde el jueves que presenta unas 50 fotograf√≠as del canadiense Bruce LaBruce en una peque√Īa galer√≠a de Madrid.

Especialista del cine trash y el porno homosexual, LaBruce fotografía entre otras a Rossy de Palma, una de las actrices fetiches del cineasta Pedro Almodóvar, que vestida con un hábito de monja y un corsé transparente de marcado escote, mordisquea un rosario con mirada lasciva.

La cantante Alaska, icono de la ‘movida madrile√Īa’, es retratada como una santa libidinosa y supermaquillada, enfundada en un ajustado vestido de cuero negro, con la boca abierta y una hostia sobre la lengua.

La artista pos√≥ tambi√©n en compa√Ī√≠a de su marido, el cantante Mario Vaquerizo, representando una escena que recuerda a “La Piedad” de Miguel Angel.

Con el torso desnudo y unos pantalones rasgados, Vaquerizo reposa su rostro sobre los prominentes pechos de Alaska, representada como una virgen con medias de rejilla y zapatos de tacón.

Estas imágenes provocaron la ira de asociaciones católicas como Apostolado Eucarístico o ultraconservadoras como HazteOir o MasLibre.org.

“La provocaci√≥n blasfematoria amenaza de nuevo”, se indign√≥ HazteOir en su web oficial.

Esta asociaci√≥n denuncia unos “√°ngeles de est√©tica gay que invitan a la lujuria, monjas lascivas que posan en ropa interior, saborean crucifijos o sostienen entre sus pechos a un yaciente Cristo tatuado”.

Convocadas por Apostolado Eucar√≠stico, unas 50 personas se manifestaron el viernes por la noche frente a La Fresh Gallery con gritos de “respeto a lo sagrado, no a la blasfemia”.

“Estamos aqu√≠ porque tienen figuras que son blasfemas”, afirm√≥ a la AFP Miguel Soto, de 78 a√Īos, denunciando que los artistas “no se atreven contra los musulmanes, s√≥lo con los cat√≥licos porque somos pac√≠ficos”.

No sabe que horas antes, alguien atac√≥ la galer√≠a, rompiendo una peque√Īa ventana y lanzando dos botellas llenas de gasolina que no se inflamaron.

Por su parte la Fundaci√≥n Franco, que defiende la memoria del dictador fallecido en 1975, fustig√≥ una “exposici√≥n de la injuria” y “un ataque virulento y m√≥rbido hacia la religi√≥n cat√≥lica”.

Cr√≠ticas que Bruce LaBruce borr√≥ de un plumazo. “¬ŅC√≥mo pueden los fascistas aspirar a una autoridad moral de cualquier tipo?”, declar√≥ el artista a la AFP.

“Obscenity” no tiene que ser “sexualmente expl√≠cita para ser obscena, ni tampoco depende de la vulgaridad o de lo extremo”, explic√≥ el fot√≥grafo en la web de la galer√≠a.

Porque “las vidas de los santos est√°n llenas de actos ext√°ticos y sublimada sexualidad que se expresan de las formas m√°s perversas y sexuales”, agreg√≥.

Nacido el 3 enero de 1964, LaBruce ya fue varias veces censurado. Una muestra suya de 400 instantáneas expuesta en 2001 en Portugal había sido confiscada y prohibida a su regreso a Canadá.

A finales de enero, otra fotograf√≠a del artista espa√Īol Sergio Parra, integrada en su exposici√≥n “Camerinos”, expuesta hasta el 26 de febrero a Madrid, provoc√≥ la ira de MasLibre.org.

La imagen muestra a un actor desnudo que se cubre las partes √≠ntimas con una imagen del “Cristo Crucificado” de Vel√°zquez.

Valiéndose de una petición con más de 40.000 firmas y llamamientos a protestar frente al ayuntamiento de Madrid, la asociación exigía la retirada urgente de la fotografía.

Pero sus esfuerzos fueron en vano. El responsable de Arte de la alcald√≠a madrile√Īa, Fernando Villalonga, rechaz√≥ toda censura, afirmando no querer entrar en un “juego de provocaci√≥n”.

Obscenity Bruce en Madrid | Promocional

Obscenity Bruce en Madrid | Promocional

Tendencias Ahora