Notas
Investigación judicial revela que la CMPC propició la ejecución de 14 de sus trabajadores en 1973
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Gracias al acceso a testimonios in√©ditos de los inculpados, el portal de investigaci√≥n Ciper Chile revel√≥ c√≥mo la Compa√Ī√≠a Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) gestion√≥ e incluso facilit√≥ la ejecuci√≥n de 14 de sus trabajadores durante la matanza del Fundo San Jos√© de San Rosendo.

En el hecho, ocurrido la madrugada del 18 de septiembre de 1973, un grupo de Carabineros de la tenencia Laja ejecutaron por la espalda a 19 personas detenidas y torturadas en los d√≠as previos, incluyendo a los trabajadores de la planta y un menor de s√≥lo 17 a√Īos.

El grupo estaba comandado por el teniente Alberto Fern√°ndez Michell quien, siguiendo instrucciones del mayor Aroldo Solari desde el regimiento Los √Āngeles, condujo a los detenidos hasta un bosque cercano al Puente Perales, donde los fusilaron, sepultando posteriormente sus cad√°veres en una zanja cavada por los mismos uniformados.

Recién en agosto de 2011, el ministro Carlos Aldana pudo emitir órdenes de detención en contra de 14 de los funcionarios de Carabineros que participaron de la matanza, obteniendo información hasta el momento desconocida sobre cómo se gestaron las ejecuciones.

Entre ellas, una de las más sorprendentes resultó ser la participación activa de la CMPC en la persecución, traslado y ejecución de sus propios trabajadores, con los cuales sostenía una tensa relación tras el intento de expropiar la empresa por parte del gobierno de Salvador Allende.

Seg√ļn los testimonios de ex Carabineros, tras el golpe de Estado el superintendente de planta, Carlos Ferrer, y el jefe de personal, Humberto Garrido, prepararon una lista negra con los nombres de quienes consideraban “activistas”, entreg√°ndola a las autoridades para su detenci√≥n.

www.cmpc.cl

www.cmpc.cl

La empresa también proporcionó a la policía buses en los cuales trasladar a los detenidos, algunos de los cuales fueron apresados en la propia planta, mientras otros fueron aprehendidos en sus domicilios o se habían entregado de forma voluntaria en la Tenencia.

Finalmente, llegado el momento de ejecutar a los detenidos, los Carabineros fueron conminados a beber alcohol previo a la tarea, el que también fue proporcionado por la empresa del grupo Matte.

‚ÄúCuando nos llamaron al cuartel, ya hab√≠a comenzado el toque de queda. Al llegar, nos juntaron en una sala que us√°bamos de comedor y nos ordenaron beber pisco en abundante cantidad. Est√°bamos casi todos los integrantes de la Tenencia de Laja, desde el teniente Fern√°ndez Michell, hacia abajo. Los que no llegaron al cuartel, se unir√≠an m√°s tarde a nosotros”, narra el cabo Samuel Vidal Riquelme, procesado por homicidio.

“Despu√©s de tomar, el teniente Fern√°ndez nos dijo que sac√°ramos a los 19 detenidos de los calabozos de la Tenencia. Les amarramos las manos atr√°s de sus espaldas con c√°√Īamo y alambres de fardo de pastos, los llevamos afuera y los subimos al bus de la CMPC. Yo tuve que custodiar el interior del bus. Por eso llevaba mi fusil Sig en las manos. Tomamos la carretera hacia Los √Āngeles. Al frente de la caravana iban en un jeep Fern√°ndez, Garc√©s y Peter Wilkens, un agricultor alem√°n de la zona‚ÄĚ.

Wilkens fue el √ļnico civil presente en la matanza, sin embargo no vivi√≥ para enfrentar a la justicia: en 1985 encontr√≥ la muerte a manos de un joven de 19 a√Īos que se introdujo en su fundo en Laja y le descarg√≥ un escopetazo como “ajuste de cuentas”, sepultando su cuerpo y el de su mayordomo muy cerca de donde hab√≠an enterrado a los fusilados 12 a√Īos atr√°s.

Actualmente todos los procesados se encuentran en libertad provisoria tras pagar fianzas entre los 100 y los 300 mil pesos. En tanto, tres de los suboficiales inculpados fallecieron por problemas de salud en 1987, 2005 y 2011, respectivamente.

Puedes leer el reportaje completo de Ciper Chile pulsando aquí.

Tendencias Ahora