Notas
Los mineros rescatados quieren conocer el Campamento Esperanza
Publicado por: Yessenia Valenzuela
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los 33 mineros que fueron rescatados en los √ļltimas 24 horas tras haber pasado 69 d√≠as bajo tierra expresaron su deseo de conocer el Campamento Esperanza, donde los familiares los aguardaron pacientemente durante casi 70 d√≠as.

Wilson Avalos, que vio salir durante el día a dos sobrinos, explica a la AFP que probablemente se queden unos días más en el campamento para cumplir un anhelo de los 33 mineros, de conocer el campamento Esperanza, que brotó en torno a la mina San José mientras se aguardaba su salida.

“Es el deseo que ellos tienen as√≠ que si ellos piden que nos quedemos, nos quedaremos”, dice Wilson a la AFP.

Por su parte, el hijo del minero Omar Reygadas, quien lleva su mismo nombre, aseguró que hay un acuerdo entre los familiares para dejar todo tal y como está, con el fin de que los mineros puedan conocerlo.

“Vamos a dejar el campamento Esperanza tal cual est√°. Toda la gente quiere que, cuando les den de alta del hospital y est√©n m√°s relajados y hayan compartido con sus familias y seres queridos, volvamos con ellos para que vean donde los estuvimos esperando”, precisa Omar hijo.

A la espera de lo que se vaya a hacer, los familiares celebraron este miércoles el fin de la exitosa operación que trajo de vuelta a sus seres queridos, algunos con ánimo para preparar las brasas para la parrilla y otros más bien listos a descansar.

Apenas se inform√≥ que el jefe de turno, Luis Urz√ļa, el √ļltimo de los 33 en salir a la superficie, se encontraba sano y salvo, 33 peque√Īos globos de gas con la bandera de Chile se lanzaron al aire, mientras en las carpas de las familias se descorch√≥ champ√°n entre gritos, abrazos y manifestaciones de emoci√≥n.

La familia del minero Franklin Lobos, futbolista y ex integrante de la selección de Chile, colocó una parrilla frente a su campamento y se preparaba para pasar una buena y alegre noche, tras la buena noticia del fin del rescate.

En tanto, algunos familiares subieron hasta uno de los cerros del lugar, en donde se encuentran colocadas 33 banderas -32 chilenas y 1 boliviana- para colocar velas en cada una de ellas.

Otros familiares, en cambio, si bien se quedar√°n conversando hasta tarde junto al fuego, prefieren descansar. “Es la primera vez que voy a poder dormir tranquila despu√©s de 70 d√≠as de espera”, dice a la AFP Isabel Segovia, hermana del minero Dar√≠o Segovia, mientras fuma un cigarrillo antes de descansar en su carpa.

“Ellos han dado el ejemplo de valent√≠a, que han luchado hasta el final. Es una noche muy especial”, comenta.

Frente a las pantallas gigantes instaladas por los canales de televisión para ver el rescate, las familias descorchan champán y se abrazan.

Por su parte, en la carpa de la familia Avalos, sus parientes siguen viendo la televisión, disfrutando de las imágenes del rescate que entregan los noticieros.

“Esta es una lecci√≥n que nos dieron los 33 mineros. Es un ejemplo de humildad y de uni√≥n. Ahora nos iremos muy contentos. Esto es lo que quer√≠amos, que saliera todo bien y gracias a Dios, as√≠ fue”, dice Wilson √Āvalos.

Decenas de autom√≥viles se emplazan en esta rampa cercana a la mina en medio de un peque√Īo pueblo que ir√° desapareciendo en los pr√≥ximos d√≠as, y que lleg√≥ a albergar a unas 3.000 personas entre familiares y periodistas.

Las bocinas de automóviles de familiares y de los camiones de los socorristas desde la faena minera, suenan de cuando en cuando, a modo de celebración.

Tendencias Ahora