La policía de Filipinas relató este miércoles haber usado la red social Facebook en Internet para identificar a un técnico en informática sospechoso de haber asesinado a nueve personas, tres de ellas extranjeras.

Mark Dizon | mid-day.com

Mark Dizon | mid-day.com

La policía capturó al sospechoso, Mark Dizon (28), en San Francisco al norte de Manila donde su padre, quien temía que su hijo muriera en un tiroteo, lo citó en un parque.

Algunos testigos lo habían identificado gracias a su cuenta de Facebook, en la que la policía se dio cuenta de que la hija de una de sus víctimas era una ex novia.

“Tenía una cuenta en Facebook y dos testigos lo identificaron”, dijo Danilo Bautista, jefe de la policía de la ciudad de Angeles, donde se cometieron los crímenes.

Al parecer, Dizon cerró su cuenta al percatarse de que la policía lo estaba rastreando, pero los dos testigos ya lo habían identificado gracias a su foto de perfil, según la policía.

Mark Dizon es sospechoso de haber asesinado en distintos ataques el mes pasado a tres jubilados extranjeros -un canadiense, un estadounidense y un británico- que vivían en barrios acomodados de Angeles, sus tres compañeras filipinas así como tres empleados domésticos filipinos, para robar equipos electrónicos.