Los reclusos del Centro de Detención Preventiva de Los Ángeles que fueron trasladados a la Cárcel de Puerto Montt por los daños en el recinto carcelario local, están pidiendo ser reubicados cerca de su zona de origen, para tener un contacto más expedito con sus familiares.

Así lo dieron a conocer a través de una carta firmada por 17 reclusos, la cual hicieron llegar a La Radio a través de sus propios parientes en la visita del sábado último.

Recordemos que como consecuencia del terremoto, la cárcel de Los Ángeles quedó con severos daños, que obligaron a distribuir a su población penal de más de 600 reos en los recintos penitenciarios de Mulchén, Bulnes, Victoria, Concepción y Puerto Montt.

En la capital de la región de Los Lagos, se trasladaron a unos 120 reclusos, los cuales aseguraron que realizan gestiones con la Gobernación de Bío-Bío y la Iglesia Católica, para ser reubicados en los penales de Angol, Victoria o Mulchén, lo que les permitiría estar más cerca de sus parientes.

Ahora, afirmaron que los familiares deben gastar elevadas sumas de dinero para desplazarse a la sureña ciudad, además de que sólo se les permite el ingreso de una cantidad reducida de alimentos o ropa.

Además, los reos afirmaron que en la cárcel de Puerto Montt sufren un trato inhumano y vejatorio de parte del personal de Gendarmería, lo que se suma a las complejas condiciones de vida, lo que a su juicio, atenta contra sus derechos humanos.