Notas
La Junta Militar birmana declara culpable a premio Nobel de la paz Aung San Suu Kyi
Publicado por: Rodrigo Quinteros Parra
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La líder opositora birmana Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz, fue sentenciada hoy a otros 18 meses de arresto domiciliario, en un proceso ampliamente condenado por la comunidad internacional.

Aung San Suu Kyi fue sentenciada a tres a√Īos de c√°rcel y trabajos forzados por un tribunal reunido en la prisi√≥n de Insein, al norte de Rang√ļn, pero el jefe de la junta militar en el poder, Than Shwe, conmut√≥ esa pena a 18 meses de arresto domiciliario, anunci√≥ el ministro del Interior.

El fallo, de todos modos, priva a Suu Kyi de la posibilidad de participar en las elecciones prometidas por la junta militar para el a√Īo pr√≥ximo.

Suu Kyi, de 64 a√Īos, fue declarada culpable de haber transgredido las reglas de su arresto domiciliario, por el extra√Īo incidente que se produjo en mayo pasado, cuando dio alojamiento a un estadounidense, John Yettaw, quien hab√≠a conseguido llegar a nado hasta su vivienda, situada a orillas de un lago.

Yettaw, de 54 a√Īos, fue sentenciado a siete a√Īos de c√°rcel: tres a√Īos por haber infringido las leyes de seguridad, tres por violaciones de las leyes de inmigraci√≥n y uno por haber nadado ilegalmente en un lago municipal de Rang√ļn.

Reacciones

La Unión Europea (UE) llamó a liberar de inmediato a Suu Kyi y amenazó con nuevas sanciones contra la junta militar en el poder en el país asiático.

El primer ministro brit√°nico, Gordon Brown, dijo que se sent√≠a “triste y enojado” por este juicio, catalog√°ndolo de “farsa”, y pidi√≥ al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que imponga un embargo mundial a la venta de armas a la junta birmana.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, pidi√≥ a la UE “nuevas sanciones” contra Birmania, que afecten “especialmente” los recursos que obtiene gracias a “la explotaci√≥n de la madera y los rub√≠es”.

Australia también manifestó su reprobación y pidió a los dirigentes birmanos que revoquen la sentencia para evitar nuevas sanciones, sostuvo su canciller, Stephen Smith.

Amnist√≠a Internacional afirm√≥ que esta condena “vergonzosa” es una “mascarada pol√≠tica”.

Tendencias Ahora