Una Constitución para Chile

Volver al home      |      Notas      |      Video      |      Entrevistas      |      Opinión
ARCHIVO | Senado

Articulación de 33 constituyentes busca ir más allá de las atribuciones pactadas para la Convención

Por Luciano Veloso
La información es de Comunicado de Prensa
Martes 08 junio de 2021 | 18:12
VISITAS

Son 33 los constituyentes que anunciaron la conformación de la “Vocería de los pueblos”. Se trata de un conglomerado donde, según dicen, se agrupa a convencionales constituyentes “independientes de los partidos tradicionales, del poder económico y eclesiástico”.

El grupo realizó un llamado a “levantar espacios de participación popular”. Asimismo, dijeron ser “portadoras y portadores de mandatos colectivos” y llamaron a “hacer efectiva la soberanía popular de la constituyente, expresada tanto en el reglamento como en las normativas que debe darse, sin subordinarnos a un Acuerdo por la Paz que nunca suscribieron los pueblos”.

“Las condiciones para este nuevo ciclo han de marcar un quiebre con la continuidad de las violencias de Estado que hemos enfrentado”, indicaron. En esa línea, presentaron “seis llamados de esta articulación, que se propone ser una Vocería de los Pueblos por un nuevo Chile”, que corresponden a “libertad, verdad y justicia, reparación, desmilitarización, fin a las expulsiones, y soberanía”.

Libertad, explican, por el “fin a la prisión política en Chile, liberando todas las y los presos de la revuelta y mapuche”; Verdad y Justicia, por el “fin a los pactos de secreto y la total impunidad por la violación sistemática de los DDHH de ayer y hoy”; Reparación, por “un proceso general de reconocimiento y reparación a todas las miles de víctimas de violaciones a los DDHH”; Desmilitarización, porque “abrir paso a un Estado Plurinacional ha de comenzar con poner fin a la ocupación del Estado sobre territorios mapuche”; No más expulsiones, para frenar la “persecución y criminalización de personas migrantes”; y Soberanía, considerando que “el proceso abierto por los pueblos no puede ser limitado a la redacción de una nueva Constitución bajo reglas inamovibles, sino que debe ser expresivo de la voluntad popular”.

En su declaración, explicaron que “estos seis puntos son el principio de una política de dignidad que pone por delante la vida de las mayorías y el deseo popular de transformarlas en lo más profundo”.

En búsqueda de un vocero

Ante la consulta sobre la composición de esta vocería, la constituyente del Distrito 12, Alondra Carrillo, indicó que “esta articulación no está cerrada, están invitadas a sumarse todas aquellas que provienen de movimientos y luchas sociales y que responden a mandatos colectivos”.

Respecto a la posible conformación de comisiones, Cristina Dorador Ortiz, del Movimiento Independientes del Norte, enfatizó en la necesidad de establecer un vínculo efectivo con los territorios y advirtió que “no pueden ser simplemente comisiones expertas o temáticas muy alejadas de lo que la gente está exigiendo”.

Sobre la presidencia de la Convención, Elisa Giustinianovich, de la Coordinadora Social Magallanes, dijo que si bien es una discusión que deben dar, “sería muy buen gesto que pudiera ir en contrapropuesta a las distintas formas de opresión del Estado chileno”.

“En ese sentido ojalá pudiera ser una persona de pueblos originarios para contrarrestar el racismo del Estado, que sea mujer para contrarrestar el machismo de Estado y que no sea de la región Metropolitana para contrarrestar el centralismo”, explicó,

Respecto a las movilizaciones durante el proceso constituyente, Bastián Labbe, de la Asamblea Popular Constituyente del D20, remarcó que existe claridad en que “el proceso constituyente debe ser acompañado con movilización, con manifestación y con el desborde del proceso constitucional”.

Manuela Royo, del D23 e integrante del Movimiento de Defensa del Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente (Modatima), resaltó que “es muy importante dejar en claro que no estamos de acuerdo -bajo ningún punto de vista- de las imposiciones por parte de este gobierno respecto al reglamento” y rechazó el “funcionamiento de las fuerzas policiales para el funcionamiento de este proceso constituyente”.

Elisa Loncon, constituyente mapuche, hizo hincapié en que “hoy los constituyentes electos tenemos la necesidad de adecuar ese reglamento a nuestra realidad y la élite tendrá que asumir que ya no son ellos quienes deciden por nosotros. Hay una tarea para construir esta Constitución a partir de todas las voces, pueblos, idiomas y territorios”.