Nacional
Viernes 06 abril de 2018 | Publicado a las 11:05 · Actualizado a las 08:35
Asesora de Bachelet revela p√©sima relaci√≥n con Pe√Īailillo y admite que di√°logos eran crudos
Publicado por: Verónica Reyes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Paula Walker, periodista, fue durante a√Īos una de las asesoras m√°s cercana a Michelle Bachelet. Su trabajo con la exmandataria comenz√≥ durante la campa√Īa que la llev√≥ por primera vez a La Moneda. Desde ah√≠ ejerci√≥ como asesora, jefa de prensa y directora de la Secretar√≠a de Comunicaciones (Secom).

En el ambiente pol√≠tico y de la prensa, Walker era conocida como una mujer compleja y controladora. Muchas veces se cuestion√≥ su labor comunicacional cargada al “secretismo”.

Hoy, lejos de las esferas del poder, la periodista dio una entrevista a Revista Paula, donde por primera vez se refiri√≥ a su trabajo y revel√≥ la tensa relaci√≥n que ten√≠a con Rodrigo Pe√Īailillo, exministro del Interior y otrora cercano a Bachelet, que fue alejado del Palacio cuestionado por su manejo cuando estall√≥ el Caso Caval y por boletas emitidas a Soquimich (SQM) que lo involucraban.

Walker detalló que, previo a que se conocieran detalles de los negocios del hijo y nuera de Bachelet, dentro del gobierno estaban concientes de las críticas sociales por la implementación de ciertas reformas.

“(…) La Presidenta sufri√≥ una disminuci√≥n en su aprobaci√≥n producto de esa crispaci√≥n. Entonces, se gener√≥ mucha tensi√≥n con el ministro del Interior, Rodrigo Pe√Īailillo, quien recib√≠a muchas cr√≠ticas por la capacidad de conducci√≥n pol√≠tica del gobierno. Era muy tentador trasladar esa cr√≠tica hacia lo comunicacional. Mis conversaciones con √©l siempre fueron privadas, sin testigos, porque eran muy crudas“, dijo a la revista.

Y a√Īadi√≥ una cr√≠tica a√ļn m√°s dura: “hab√≠a en √©l una incapacidad de aceptar opiniones distintas a las que lideraba y si, adem√°s, ven√≠an de una mujer. Le cost√≥ mucho entender que las reformas, siendo que eran lo que las personas quer√≠an, en su ejecuci√≥n estaban mermando el apoyo presidencial. Hab√≠a fallas t√©cnicas, pero tambi√©n pod√≠a haber fallas pol√≠ticas”.

A juicio de Walker, las fallas de Pe√Īailillo radicaban en la forma en c√≥mo levantaba el di√°logo “con sus compa√Īeros ministros” y con el Parlamento. En esa l√≠nea, acus√≥ que de parte del exsecretario de Estado hab√≠a cierta “incapacidad de ver ese problema” y que √©l se negaba a escuchar.

“Yo creo que en un momento se le convirti√≥ en un tema personal. Y lo m√≠o fue siempre de rol. No tengo rollos personales con √©l. Yo sent√≠a que, como √©l era el jefe pol√≠tico del gobierno, evidentemente deb√≠amos resolver nuestras diferencias por nuestro compromiso con la Presidenta. Lo llam√© muchas veces a reflexionar sobre eso”, se√Īal√≥.

En una oportunidad asegur√≥ que le dijo: “Rodrigo, t√ļ y yo no podemos estar peleando”.

Seg√ļn Walker, las asperezas entre ambos no se limaron, hubo gente “que aviv√≥ la camorra” y relat√≥ que Pe√Īailillo “opt√≥ por atrincherarse en el ministerio, entonces me pareci√≥ que mi renuncia a la Secom era el paso indicado para no entorpecer la marcha del gobierno”.

La asesora neg√≥ las versiones que apuntaban a que ella hab√≠a filtrado la existencia de una boleta de Pe√Īailillo en Soquimich (SQM), lo que le cost√≥ su salida del gabinete sumado a lo ocurrido comunicacionalmente con Caval.

Por √ļltimo, indic√≥ que nunca m√°s volvieron a hablar y admiti√≥ que se trat√≥ de una situaci√≥n compleja para ambos.

“Amiga” y “autocr√≠tica”

Revista Paula le consult√≥ a Walker si, adem√°s de la relaci√≥n laboral, manten√≠a una de amistad de Bachelet. Ella asegur√≥ que nunca la ha llamado de otra forma que no sea “presidenta”.

“Bachelet demostr√≥ tener mucha confianza profesional en m√≠ y siento una gran admiraci√≥n por ella. Es una persona muy f√°cil de trabajar. Siempre es como se ve: espont√°nea, muy simp√°tica, y te deja espacios, conf√≠a en que har√°s bien el trabajo (…)”, dijo.

Sobre las cr√≠ticas a c√≥mo funcionaba su gesti√≥n, y a las acusaciones de ser controladora, ambiciosa y cargada al “secretismo” comunicacional, la periodista se defendi√≥: “(…) Mi papel era trabajar con la Presidenta y, por lo tanto, contar lo que puedo contar, pero no todo. En este oficio hay un viejo dicho que es: mientras m√°s te critican los medios, mejor lo est√°s haciendo. Significa que nunca us√© informaci√≥n del gobierno para lograr un perfil positivo para m√≠”.

En conversación con la publicación, también se refirió a aquellas quejas que surgieron en su contra por no anticiparse al Caso Caval, pese a que el reportaje de Qué Pasa llevaba meses en proceso de redacción.

Seg√ļn ella, habl√≥ despu√©s con el director de la revista. “√Čl me dijo: ‘no quisimos avisarte, porque sab√≠amos que si lo hac√≠amos, iba a ser m√°s dif√≠cil avanzar’. El caso fue s√ļper duro para todos. En lo profesional, para los que est√°bamos en el gobierno porque distrajo, razonablemente, la atenci√≥n y nos tension√≥. Y para Bachelet fue un hecho muy dif√≠cil”, record√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/jtqb
Tendencias Ahora