temas del día

Cultura


Gabriel Hidalgo: el guitarrista chileno que puso una firma de ‘orígenes’ al metal progresivo

Rodrigo Basaure
Publicado por
Envíanos tu corrección

Miles de seguidores en nuestro país avalan la importancia del metal y sus subgéneros. Esta música que de Arica a Punta Arenas se ve reflejada en una gran cantidad bandas, que nos entregan composiciones para todos los gustos rockeros y que a la vez dan vida a lo que podríamos llamar una comunidad del metal.

De aquí podemos extraer un grupo de propuestas que han mostrado una fuerte organización en los últimos años, y de las cuales ya hemos hablado en otras ocasiones: Los proyectos solistas y el metal experimental.

Uno de los principales exponentes en Chile, quizás quien lleva el paso más firme y que ha permanecido activo durante más tiempo, aprendiendo y evolucionando en su carrera musical, es Gabriel Hidalgo, guitarrista, compositor y productor que ha compartido escenario con grandes del rock y metal, ya sea nacional o internacional.

Comenzó su carrera a principios de 2000 con los heavy/thrash Witchblade, entre 2002 y 2009 fue parte de Six Magics, más tarde participó en Farhenheit, en Delta y durante un periodo fue parte la banda de Paula Bauroh.

Actualmente, además de ser miembro de Sadism, tiene en sus manos a una de las agrupaciones más prometedoras dentro del metal experimental-instrumental-progresivo, la cual tuvo su génesis en el proyecto solista de Gabriel, pero que con los años cambió su rumbo hasta configurarse como una banda completa, desde la composición hasta la ejecución.

Cler Canifrú - Gabriel Hidalgo - Mauricio Nader - Pablo Stagnaro

Cler Canifrú - Gabriel Hidalgo - Mauricio Nader - Pablo Stagnaro

“Hidalgo” es el nombre del proyecto se inició en 2006, luego de que este compositor autodidacta fuera instado por sus compañeros de Six Magics, Mauricio Nader y Pablo Stagnaro, para dar luz verde a este primer intento solista, que se fortaleció durante su participación en la Ibanez Army (2005) y que con los años nos ha dejado tres discos.

El primer trabajo de “Hidalgo” fue Infragilis de 2006, en el cual se reflejan las antiguas composiciones cargadas de técnica y virtuosismo que estaban guardadas en los archivos del guitarrista, y que se potenciaron durante los años de la Ibanez Army, en los que formó parte de las filas de este notable grupo de músicos junto a otros exponentes como Claudio Cordero, Lucas Yacksic, Javier Bassino, Pablo Stipicic y quien dirigía e inspiraba al mundo de los solistas del rock en esos años, Alejandro Silva.

Luego fue el turno de Yupaychay, de 2009, un tributo a la Nueva Canción Chilena, con versiones instrumentales de canciones de Víctor Jara, Violeta Parra e Illapu, entre otros. Este trabajo, que fue realizado antes de que el músico viajará por unos años a Estados Unidos, fue el primer paso para acercar sus composiciones a la música latinoamericana, dejando de lado la mirada extranjera del rock y el metal.

Este fue un primer riesgo para Hidalgo, pues se salía de los márgenes tradicionales del metal y rock en que se había desenvuelto durante años, y entregaba un trabajo que, posiblemente, no era el que estaba acostumbrado a escuchar su público habitual.

“Ahí estuvo el cambio de chip, de volcarse al interior y encontrar inspiración en lo que es más propio (…) Además fue una primera apuesta en que entramos en terreno de nadie, porque hacíamos algo muy lana para los metaleros, y muy metalero para los lana”, indica el músico.

Hidalgo

Hidalgo

En 2011, tras su regreso a Chile, comenzó a crecer una idea nacida durante el viaje, y que se transformaría en el génesis de su último disco, Lancuyen, que significa Eclipse de Luna en mapuzungún, y que vio la luz a principios de 2015.

Este trabajo marcó un hito en la carrera del guitarrista, pues convirtió a su proyecto solista en una banda completa, con la participación de todos los miembros en la composición y grabación del disco, y con una marca musical propia que logró separarlo de los estilos en que había incursionado anteriormente.

De hecho, una de las características principales de este trabajo se ve reflejada en las rítmicas, que toman la esencia de las métricas latinoamericanas y las mezclan con pesados pasajes de metal, sin abusar del virtuosismo y la técnica, pero con una gran presencia atmosférica y, claramente, con la inclusión de ciertos elementos musicales que generan una imagen mental para quien escuche cada canción, entregando así composiciones en que prácticamente se puede “ver” la firma de “Hidalgo”.

“Tus referentes son tan fuertes, que quieres hacer música como la que hacen ellos (…) Lamentablemente algo que se da bastante es que se suele comparar a las bandas, diciendo ‘estos son los Dream Theater chilenos’, ‘estos son los Nightwish chilenos’ o ‘este es el Satriani chileno’, pero tenemos que empezar a cambiar el switch, y parte de eso comienza por las bandas, que tienen que comprometerse a hacer algo más genuino”, señaló Hidalgo.

Hidalgo

Hidalgo

Cualquier fanático del metal instrumental podrá darse cuenta de que Lancuyen tiene algo especial, algo en su sonido que podría ser calificado como orgánico. Esto, debido principalmente a que se trata de una grabación sin sampleos de batería ni mayor “maquillaje”, una grabación sincera en que, lo que se escucha en las canciones, es lo que realmente se tocó. Más aún, es el reflejo de composiciones que fueron hechas por la banda completa con ideas colectivas. “Este disco se compuso con interacción humana (…) estábamos todos en la sala de ensayo componiendo parte por parte”, explicó.

Actualmente “Hidalgo”, el proyecto solista Gabriel Hidalgo que pasó a convertirse en banda, está conformado por conocidos compositores del ámbito nacional, como son Cler Canifrú en guitarra, Mauricio Nader en bajo y Pablo Stagnaro en batería, estos dos últimos músicos fueron sus compañeros en Six Magics y lo han acompañado desde el principio del proyecto.

Hidalgo

Hidalgo

El futuro de la banda apunta al retorno a las raíces en que, eventualmente se puedan realizar grabaciones aún más orgánicas, con no solo una composición colectiva, sino también la posibilidad de realizar registros en directo, en que lo que escuchemos sea lo que la banda completa tocó, tal como cuando disfrutamos de un concierto en vivo, pero esta vez, en un estudio.

Asimismo, mientras se ajusta la agenda de estos músicos, vendrán nuevas fechas a lo largo del país, para que los fans del rock y el metal puedan disfrutar de esta propuesta que prácticamente consagra el trabajo de una generación de compositores y les da la posibilidad de entregar creaciones genuinas, que se alejan de las actuales ‘tentaciones musicales’ a la hora de grabar, las cuales terminan por estandarizar cada disco que escuchamos.

Si quieres conocer más sobre la banda Hidalgo puedes visitar su Fanpage oficial y Soundcloud.

Fotos de Rodrigo Basaure

GALERÍA DE IMÁGENES | Haz clic para ampliar
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados