temas del día

Sociedad


¿Malas energías? Las verdaderas razones por las que la plata se oscurece

Gaia Metal Studio (CC) Flickr
Publicado por
Envíanos tu corrección

Por su calidad, atractivo aspecto y precio razonable, las joyas de plata son altamente populares. Además, algunos han atribuido propiedades “sobrenaturales” a este metal, lo que probablemente influye -en alguna medida- a que los accesorios de este material se comercialicen aún más.

La creencia popular señala que las joyas de plata absorben las malas vibras, protegiendo a las personas de las envidias y el “mal de ojo”. Por lo mismo, muchos optan por comprar medallas de plata a los niños con el fin de cuidarlos de la gente “malintencionada”.

Lee también: La verdadera razón por la que se forman burbujas en los vasos de agua

De acuerdo a este mito, cuando la plata se oscurece es porque absorbió malas energías, impidiendo que éstas afectaran directamente a la persona.

Pero, ¿cuál es la verdad? ¿Por qué los objetos de este metal se ponen negros? Según señaló a BioBioChile la ingeniera química penquista Alejandra Lozano hay múltiples razones por las que la plata se oscurece, pero ninguna se relaciona con lo sobrenatural o supersticioso.

Por ejemplo, la profesional explica que la plata puede ponerse negra cuando el pH de la piel de una persona es un poco más ácido de lo normal (inferior a 5,6). Esto puede ser algo permanente (y normal) o ser resultado de la ingesta de algún medicamento que altere momentáneamente el pH.

Otra razón por la que este metal cambia de color es por efecto de cremas, perfumes, jabones y otros productos cosméticos. También puede ocurrir por los minerales del agua. De hecho, muchas aguas termales ricas en azufre provocan este efecto.

Pero no son los únicos factores. La plata incluso puede ennegrecerse con el aire. Cuando la cantidad de azufre del ambiente es un poco mayor a lo habitual, los objetos de este metal pueden ennegrecerse.

¿Cómo limpiar las joyas de plata que se oscurecen?

Alejandra dice que la mejor opción es usar bicarbonato.

Se puede pasar un paño húmedo o escobilla con este compuesto por toda la superficie de la joya, o bien, se puede dejar remojando con agua y bicarbonato en un recipiente forrado en aluminio. Al retirar se debe secar con papel absorbente o un paño seco.

A continuación te mostramos un par de videos que muestran las alternativas.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados