Notas


Avión “Solar Impulse” vuela nuevamente hacia el sur de Marruecos

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El avión solar suizo “Solar Impulso” efectuaba el jueves una nueva tentativa de volar desde Rabat hasta Uarzazate, en el sur de Marruecos, y el piloto dijo sentirse “confiado” en poder llegar a su destino, después del fracaso de la última semana.

Destino final del Solar Impulse, la localidad de Uarzazate, situada en un medio sumamente árido al pie de las montañas Atlas, pero fue escogida porque es el lugar donde las autoridades marroquíes han decidido instalar la mayor estación solar del mundo.

Volando sin una gota de combustible, el piloto suizo André Borschberg desea demostrar que hay otras formas de “preservar el medio ambiente”.

“Nuestro periplo muestra que hay otra manera de hacer economías de energía y salvar el medio ambiente del planeta”, dijo Borschberg a la AFP durante un contacto telefónico directamente desde su cabina.

Efectivamente, el avión experimental ya logró la proeza de efectuar la primera travesía intercontinental entre Europa y el norte de África, cerca del Estrecho de Gibraltar.

El Solar Impulse había despegado el 24 de mayo de Payerne, en Suiza, y aterrizó el 5 de junio en Rabat después de una escala en Madrid. El avión debería efectuar una gira alrededor del mundo en 2014.

“El cielo está magníficamente bello y estoy muy confiado en llegar a destino”, dijo el piloto, para agregar: “la madre naturaleza parece ahora mucho más favorable que en la vez anterior”.

“Hoy, todo me parece posible. En Uarzazate las previsiones de meteorología son buenas”, dijo Borschberg, cofundador del proyecto junto a Bertrand Piccard.

El Solar Impulse se vio obligado el 13 de junio a dar media vuelta y retornar cuando ya se encontraba a medio camino entre Rabat y Uarzazate, a causa de los fuertes vientos.

Al fin de la mañana del jueves, el avión volaba a una velocidad de 50 kilómetros por hora y a una altitud de aproximadamente 2 mil metros, y es aguardado en Uarzazate alrededor de las 23:30 hora local (22:30 GMT, 18:30 hora de Chile).

Este tramo del vuelo es el más difícil ya enfrentado por el avión a causa de la naturaleza árida y calurosa del clima, así como por la proximidad del macizo montañoso del Atlas, que tiene picos de hasta 4 mil metros.

Uarzazate está a unos 550 kilómetros de la Rabat, la capital marroquí, pero el avión precisa de unas 16 horas para cubrir esa distancia a raíz de su baja velocidad y los imponderables atmosféricos.

Este frágil avión construido con fibra de carbono tiene el peso equivalente a un pequeño automóvil y es movido por cuatro motores eléctricos con 10 caballos de potencia cada uno, alimentados por 12 mil células fotoeléctricas que cubren el enorme ala.

El vuelo fue organizado conjuntamente por la empresa suiza Solar Impulse y la Agencia Marroquí de Energía Solar (Masen).

La agencia desea aprovechar la llegada del avión a Uarzazate para anunciar el nombre del consorcio internacional que obtendrá los contratos para la construcción de la primera fase de la central solar, que tendrá una capacidad de 160 megavatios, para ampliar esa capacidad a 500 megavatios en 2015.

Marruecos, que importa la casi totalidad de su energía, desea desarrollar sus propias capacidades de energías renovables gracias las costas al Mediterráneo y al Atlántico. El reino debería así producir a largo plazo hasta 4 mil megawatts de energías renovables, la mitad eólica y mitad solar, reduciendo así su pesada cuenta petrolera.

Por ello, Borschberg felicitó el “proyecto visionario de Marruecos”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados