Notas


Investigadores de EEUU creen que los ciclones tropicales favorecen la ocurrencia de sismos

Wikimedia Commons
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Científicos estadounidenses dijeron el jueves que las fuertes lluvias y deslizamientos de tierra pueden desencadenar terremotos, tras haber hallado evidencia de que los ciclones tropicales en Haití y Taiwán fueron seguidos por sismos.

“Las lluvias muy fuertes son el disparador”, dijo el científico de la Universidad de Miami Shimon Wdowinski, un experto en geología marina y geofísica.

“La lluvia fuerte provoca miles de deslizamientos de tierra y erosión severa, lo cual remueve material de la superficie de la Tierra, liberando la carga sobre la falla y fomentando el movimiento a lo largo de éstas”.

Wdowinski y un colega de la Universidad Internacional de Florida analizaron los datos de sismos de gran magnitud -seis o superior- en Taiwán y Haití durante los últimos 50 años y descubrieron que los grandes terremotos tienden a ocurrir en los cuatro años posteriores a una temporada de ciclones tropicales muy húmedos.

En algunos casos recientes, los terremotos ocurrieron antes de los cuatro años. Así, el tifón Morakot en Taiwán en 2009 fue seguido el mismo año por un terremoto de magnitud 6,2 y en 2010, por otro sismo de magnitud 6,4.

El ciclón Morakot mató a 614 personas y dejó 75 desaparecidos, sepultando pueblos enteros y provocando un récord de tres metros de lluvia en lo que se considera uno de los peores desastres naturales de la isla.

El tifón Herb, que azotó en 1996 matando a cientos de personas en China y Taiwán, fue seguido dos años más tarde por un terremoto de magnitud 6,2, y luego por un terremoto de magnitud 7,6 en 1999.

El tifón Flossie de 1969 fue seguido tres años más tarde por un sismo de magnitud 6,2 en 1972, dijeron los investigadores.

El equipo también estudió el terremoto de magnitud 7 que devastó Haití en 2010 y comprobó que el sismo se produjo un año y medio después de dos huracanes y dos tormentas tropicales que asolaron la isla durante 25 días.

El sismo ocurrió en enero del año pasado y destruyó la capital Puerto Príncipe, matando a más de 225.000 personas y dejando a una de cada siete sin hogar. Una subsiguiente epidemia de cólera dejó más de 5.000 muertos.

La teoría de estos investigadores es que las fuertes lluvias y deslizamientos de tierra cambian el peso de la carga sobre las fallas tectónicas lo suficiente como para provocar un terremoto.

“La reducción de la carga despinza las fallas, lo cual puede fomentar un terremoto”, dijo Wdowinski.

Esta hipótesis sólo sirve para zonas donde hay fallas en una pendiente, como las regiones montañosas, donde una fuerte descarga de agua alejaría significativamente la tierra de las profundas fallas.

Los investigadores prevén estudiar más a fondo las condiciones climáticas en Filipinas y Japón, para ver si es posible observar el mismo nexo.

Estos hallazgos fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Geofísica (AGS, por su sigla en inglés) en San Francisco, California.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados