Notas


Revelan el modus operandi en millonario fraude a Intendencia de Valparaíso

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La persona que cobró los cheques reveló detalles del modus operandi del fraude detectado en la Región de Valparaíso, luego de que un funcionario público lo contactara y le ofreciera dinero por cada transacción. En tanto, el intendente regional Raúl Celis confirmó que se adulteraron datos del sistema de control de finanzas para esconder el ilícito.

Estando inscrito en el registro de contratistas que postulan a proyectos del Gobierno, Eugenio Aubele fue contactado telefónicamente por un funcionario público en agosto de 2008, quien le ofreció adjudicarse en el futuro algunos proyectos a cambio de unos favores que implicaban cobrar periódicamente cheques.

A partir de ese contacto, Aubele facturó cuatro veces para el gobierno regional por proyectos inexistentes durante agosto-septiembre de 2008 y enero-marzo de 2009. Luego, sólo comenzó a recibir los cheques que debía cobrar sin emitir más facturas.

El abogado Santiago Moya, defensor del contratista, relató parte de la versión que entregó su representado al Ministerio Público en un interrogatorio que duró 4 horas.

Aubele reconoció ante el fiscal que lleva la causa, Jorge Abott, y el fiscal adjunto, Rodrigo Yañez, haber recibido más de un millón de pesos por cada transacción.

Fuentes de La Radio ligadas a la investigación indican que la finalidad del fraude habría sido recaudar fondos para financiar campañas políticas.

En tanto, el intendente regional Raúl Celis confirmó a que funcionarios de la división de finanzas y administración del gobierno regional alteraron evidencias desde el sistema informático con la finalidad de esconder el millonario robo usando los conocimientos del sistema de control.

Lo que se hizo básicamente fue modificar el número de serie de los cheques emitidos a nombre de Eugenio Aubele.

Estos antecedentes fueron entregados a la contraloría regional y serán puestos a disposición del Ministerio Público pues podría configurar el delito de obstrucción a la justicia.

En horas de la tarde de ayer, la Contraloría Regional liberó el informe final donde básicamente detectó una serie de falencias en el sistema de control interno del Gobierno Regional, las que en su conjunto posibilitaron el millonario fraude.

La Contraloría instruyó un sumario administrativo con el objeto de determinar las eventuales responsabilidades de los funcionarios públicos que con su actuar u omisión permitieron defraudar al fisco en 700 millones de pesos durante el 2009.

Además, se solicitará la reparación de estos dineros, razón por la cual se perseguirán responsabilidades civiles

Las falencias detectadas por la Contraloría regional son las siguientes:

1. La división de administración y finanzas del gobierno regional no cuenta con manuales de procedimiento y funciones.

2. Con respecto a los sistemas informáticos, no existe un cambio de clave en forma periódica (todos tienen acceso al sistema a través de claves colectivas, incluso funcionarios que ya no trabajan en la repartición pública cuestionada).

3. En relación al libro blanco, donde se ingresa la información de los cheques, no existe un sistema automatizado y cualquier funcionario de dicha división puede llenar tal documento. Incluso no hay registro en los talonarios de cheques de los beneficiados ni de los montos girados.

4. Con respecto a los comprobantes de egreso, éstos no estaban visados para evitar que sean reutilizados.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados