Vida Actual
Jueves 18 julio de 2019 | Publicado a las 09:16
Phoenix, la peque√Īa gran luchadora con hiyab que rompe tab√ļes en Malasia
visitas

Con su 1,55 m de altura y su hiyab, la malasia “Phoenix” rompe tab√ļes al desafiar a los hombres en el cuadril√°tero de la lucha libre profesional, algo at√≠pico en este √°mbito con altas dosis de testosterona y admirado por su osad√≠a.

Vestida con un pantal√≥n decorado con llamas y un fular negro y naranja, Nor “Phoenix” Diana utiliza elaboradas t√©cnicas para derribar a unos adversarios mucho m√°s grandes que ella y bloquearlos en el suelo. Algunos centenares de espectadores la animan, estupefactos ante su velocidad y su agilidad, gracias a su corta altura y su peso pluma, de 43 kilos.

Su decisi√≥n de lanzarse a este deporte no solo no gener√≥ cr√≠ticas entre los m√°s conservadores de este pa√≠s del sudeste de Asia, sino que, adem√°s, la joven de 19 a√Īos se convirti√≥ en una estrella de las redes sociales.

View this post on Instagram

ūüė°

A post shared by Nor 'Phoenix' Diana (@nordianapw) on

“Aunque sea musulmana y lleve hiyab, nada puede impedirme hacer lo que me gusta”, explica desde el cuadril√°tero tras un combate.

“Phoenix” participa en los combates del campeonato Malaysia Pro Wrestling (MyPW), basado en el modelo de la organizaci√≥n estadounidense World Wrestling Entertainment (WWE), que cuenta con las mayores estrellas de la lucha libre profesional.

Al igual que el WWE, la lucha libre malasia es tanto teatro como deporte, y sus participantes se enfrentan en unos combates en los que el guion est√° ya escrito.

Una joven tímida

Fuera del cuadril√°tero, Nor Diana, un pseud√≥nimo para preservar su verdadera identidad, es una joven t√≠mida que trabaja en un hospital. Pero cuando se pone su vestimenta de luchadora, se convierte en “Phoenix” y nada la detiene.

“Como Phoenix, soy una persona completamente diferente. Quiz√°s soy peque√Īa, pero puedo hacer cosas que la gente no podr√≠a imaginar”, dice a la agencia de noticias AFP durante un entrenamiento en Puchong, cerca de Kuala Lumpur, la capital.

Nor Diana empezó a entrenarse en lucha libre en 2015 y debutó en los rings de Malasia al cabo de unos meses.

View this post on Instagram

Lol, what is that pose? ūü§£

A post shared by Nor 'Phoenix' Diana (@nordianapw) on

En este pa√≠s de 32 millones de habitantes, m√°s del 60% de la poblaci√≥n es de etnia malasia, y musulmana. Aunque el islam que se practica es generalmente moderado, la sociedad sigue siendo muy conservadora. Muchas mujeres llevan velo y ropa amplia, de conformidad con las recomendaciones religiosas, que defienden una apariencia “modesta”.

“Al principio fue dif√≠cil, escuch√© a mucha gente decir que no pod√≠a hacer lucha libre porque soy musulmana y llevo hiyab”, cuenta Nor Diana.

Pero eso no la desanimó y, apoyada por su familia, continuó con los combates, encadenando éxitos hasta convertirse en campeona de Malasia, tras vencer a cuatro hombres.

Creciente popularidad

Al principio, combat√≠a con una m√°scara, para evitar ser reconocida. Pero tras una derrota el a√Īo pasado, la abandon√≥.

Nor Diana recuerda haber temido las reacciones hostiles al principio, pero su popularidad no ha dejado de aumentar, y la joven luchadora tiene ahora miles de abonados en redes sociales.

El √©xito de Nor Diana ha contribuido a que la lucha libre profesional sea m√°s conocida en Malasia, aunque sigue siendo una disciplina con un p√ļblico muy concreto, que cuenta con una treintena de luchadores –dos de ellos mujeres– y combates cada dos o tres meses ante varios cientos de espectadores.

“Cuando Nor Diana empez√≥ a hacerse conocida, recibi√≥ numerosos mensajes de otras mujeres que tambi√©n llevan hiyab pregunt√°ndole sobre la lucha libre”, cuenta a AFP Ayez Shaukat Fonseka, su entrenador y adversario.

“En cierta medida rompi√≥ un tab√ļ y les demostr√≥ que, si ella puede hacerlo, las dem√°s tambi√©n”.

Tendencias Ahora