Sociedad
Martes 18 septiembre de 2018 | Publicado a las 16:56
Tres alimentos típicos chilenos pero cuyo origen es extranjero
Publicado por: Fabián Barría
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Llegaron las Fiestas Patrias, vamos a bailar. Eso dice una popular canción muy típica de esta fecha en la que todos andan en ambiente festivo. Pero lo sentimos, es bien poco lo que se baila. Porque, para qué estamos con cosas, más nos dedicamos a comer.

Y a pesar de que todos los a√Īos los medios replicamos la misma nota en la que un especialista explica lo extremadamente da√Īino que resulta comer demasiadas empanadas (o anticuchos o pajaritos o qui√©n sabe qu√© m√°s), son bien pocos los que hacen caso. Salirse un rato de lo com√ļn, muchos creen que no hace da√Īo a nadie.

De todas formas, y porque te recomendamos ser responsable con tu salud, te la dejamos aquí.

Lo que es tan típico como hablar de las calorías en las fechas cercanas al 18 de septiembre, son las comidas. En esta fecha, los chilenos acostumbramos a disfrutar de una serie de preparaciones que, para muchos, se convirtieron en parte importante de la identidad nacional.

Pero… ¬Ņsab√≠as que gran parte de ellas no son originarias de Chile? En BioBioChile te contamos cu√°les son, y sus verdaderos or√≠genes.

La empanada

Se come en gran parte del país. Las hay de pino, de queso, de mariscos y hasta de pera. Su preparación es variada. No obstante, la típica de estas fechas es la primera. La tradicional de carne, cebolla, aceitunas, huevos y pasas.

A pesar de que ya son un emblema, no son originarias de Chile. De hecho, provendr√≠an del pa√≠s del que nos independizamos en 1818: Espa√Īa.

El sitio Vix consigna que en 1520, el Llibre del Coch de Ruperto de Nola, escrito en catal√°n, ya mencionaba las empanadas. Una evidencia de aquello es que son consumidas en cada rinc√≥n de Espa√Īa. All√° no hay qui√©n las desconozca.

No obstante, se cree que los espa√Īoles copiaron esta t√©cnica culinaria a los √°rabes. El chef instructor y docente de Inacap, Felipe Macera, sabe de eso. “Originalmente no es chilena (…) y los √°rabes se mezclaron con los espa√Īoles, entonces hay toda una historia detr√°s”, dice.

A√Īade que “se puede comer empanada aqu√≠, pero tambi√©n en Per√ļ, en Bolivia y en Italia. Entonces, originalmente no es chilena, pero su caracter√≠stica es el relleno, el pino”.

Chilenitos

Su nombre es enga√Īador, pues no son originalmente chilenos. Este dulce muy t√≠pico, compuesto de dos o m√°s galletas redondas y manjar al centro, es en s√≠ntesis un alfajor.

El alfajor provendr√≠a tambi√©n de Espa√Īa. Un estudio realizado por la Universidad de Murcia, Espa√Īa, detalla que el t√©rmino habr√≠a surgido en territorio europeo. “La voz alfajor ha estado muy extendida por toda Espa√Īa (…) antes de afincarse en Andaluc√≠a, y as√≠ pudo propagarse a Am√©rica desde distintas zonas de Espa√Īa”, explica.

En la misma línea, el docente de Inacap detalla que esta situación se da en todo orden de alimentos, pues la historia chilena sobre conquista y colonización está completamente relacionada con los avances y retrocesos culinarios.

Los anticuchos

Los anticuchos o brochetas son palillos de metal o madera que llevan incrustados trozos de carne, vegetales o embutidos. El sitio About Espa√Īol afirma que su origen es peruano, en √©pocas en que el territorio era dominado por el Imperio Inca. Era preparado con carne de llama y alpaca. Luego, con la llegada de los conquistadores, fue variando su preparaci√≥n.

Sobre esto habla el experto. Dice que “antiguamente aqu√≠, por ejemplo, no hab√≠a vacuno. No es un ganado que sea originario de Chile, y es una de las carnes que usamos en el anticucho. Son carnes que llegaron con los espa√Īoles en la Conquista”, asevera.

El experto cuenta, adem√°s, que antiguamente lo que se com√≠a era charqui, es decir, carne de caballo seca conservada en sal. “Era la √ļnica forma de hacer que dure m√°s”, sentencia.

De esta forma, respecto de este plato t√≠pico concluye que “nosotros s√≠ ten√≠amos algunos ingredientes, pero empez√≥ a modificarse con las colonizaciones”.

Bonus: el bebestible m√°s querido

Son dos litros de pisco per c√°pita los que bebe cada chileno al a√Īo, seg√ļn lo publicado en el diario El Mercurio. Una cifra que contrasta con la de los peruanos, que consumen medio litro en el mismo per√≠odo.

El origen del pisco es un problema histórico. Los especialistas están divididos, pues el bebestible nació en el norte de Chile, en tiempos en que las fronteras no estaban bien definidas y cambiaban constantemente.

No obstante, un estudio de la Universidad de Santiago de Chile vino a aclarar esta situaci√≥n. “El pisco es chileno”, se titula el informe.

El texto va en la misma línea. En él, los académicos aclaran que el primer registro histórico de pisco descubierto hasta la fecha es de 1722, en la hacienda un político y empresario de Coquimbo llamado Marcelino González.

Y aunque se pueda creer que el estudio viene de cerca (por ser realizado en territorio nacional), cabe consignar que el líder fue el historiador Pablo Lacoste, un argentino.

Tendencias Ahora