El pasado 25 de marzo el presidente Piñera firmó el proyecto de Ley que crea el Ministerio de Obras Públicas y Recursos Hídricos, medida que busca fortalecer los poderes del Estado, con el propósito de impulsar el acceso al agua para todos los habitantes de nuestro país.

Considerando la gravedad del asunto, la creación de un ministerio especialmente preocupado de los recursos hídricos es una tremenda noticia, pero no basta solo con aquello. Debemos dar paso hacia una nueva institucionalidad, una que nos permita integrar a todas las organizaciones para un desarrollo más sustentable de un bien como el agua.

Políticas de Estado oportunas, obras públicas que satisfagan las necesidades, un marco legal que permita realizar modificaciones, universidades dispuestas a generar conocimiento práctico, actores privados responsables y una ciudadanía comprometida, son indispensables para conseguir el objetivo.

Asimismo, no podemos dejar de lado factores como la tecnología e innovación. Debemos disponer de un sistema más moderno que permita controlar de mejor forma el uso del agua, posibilitando una gestión y administración más eficiente de un recurso vital para los seres humanos.

Alejandro Espinoza
CEO de MedidorInteligente.cl