Partidos del Frente Amplio llegaron durante esta jornada hasta el Parque Forestal para anunciar sus lineamientos de la próxima elección de concejales, alcaldes, gobernadores y constituyentes.

En la instancia, distintos rostros del sector manifestaron su molestia por la inscripción de la exmodelo Adriana Barrientos como candidata a constituyente de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), parte del pacto Apruebo Dignidad.

Barrientos, candidata por el Distrito 13 conformada por las comunas de El Bosque, La Cisterna, Lo Espejo, Pedro Aguirre Cerda, San Miguel y San Ramón, señaló por redes sociales que participará del proceso porque “si siguen los políticos de siempre, el país va a seguir igual, en las mismas condiciones”.

Su candidatura causó molestia en el Frente Amplio ya que la exmodelo tiene un pasado de comentarios en redes sociales que distan de la postura política del conglomerado, expresando su cercanía con las Fuerzas Armadas y mostrándose contraria al aborto. Sin embargo, ahora aseguró que su percepción ha cambiado.

En Twitter, comentó que no es pinochetista y que solo es cercana a las Fuerzas Armadas porque formó parte de ellas (estuvo en la Escuela Militar). También dijo estar a favor del aborto y ser defensora de los derechos humanos.

“Después del estallido social yo también cambié y estoy aportando a la gente que me quiere está nueva mirada de un Chile más justo y lindo para todes” agregó.

Las críticas

El diputado Diego Ibáñez señaló que es inconcebible que una candidata que se ha manifestado a favor de la dictadura esté en la lista de Apruebo Dignidad y agregó que es un error que la Federación Regionalista Verde Social debe remediar.

Así también lo consideró el diputado, Marcelo Díaz, líder del movimiento UNIR, parte del Frente Amplio.

En conversación con La Radio, el presidente de la Federación Regionalista Verde Social, el diputado Jaime Mulet, descartó la declinación de la candidatura y manifestó que el 18 de octubre Barrientos cambió su percepción.

La polémica de Barrientos se suma a la polémica en Chile Vamos, luego que el Partido Republicano impusiera la candidatura de Teresa Marinovic por el Distrito 10, lo que generó división en el oficialismo.