Un funcionario de la Policía de Investigaciones fue victima de una “encerrona” cuando se encontraba al exterior de su vivienda en la región Metropolitana.

Los hechos ocurrieron pasadas las 23:30 horas del domingo, cuando un inspector de la Policía de Investigaciones fue víctima de un robo con intimidación y violencia, en la calle Santa Elena en la comuna de San Joaquín.

El subprefecto Jorge Aguillón, jefe de la Biro Centro Norte, explicó que la víctima “se encontraba en su domicilio a la espera de que bajara un familiar con el fin de trasladarlo hasta un inmueble”.

Sin embargo, añadió que en ese instante “es sorprendido por dos vehículos desde donde se bajan alrededor de siete a ocho personas, tres de ellos con armas de fuego”.

Parte de los acusados -bajo la modalidad de la “encerrona”- obligaron al detective y su pareja bajarse del vehículo, por lo que los asaltantes se subieron y se dieron a la fuga. No obstante, Aguillón detalló que esta acción se realizó mientras que en el asiento trasero del vehículo había una menor de 3 años que corresponde a la sobrina de la víctima.

Tras el robo, el detective utilizó su arma de servicio, situación que lesionó a un joven de 17 años de la banda, el cual posteriormente pudo ser reducido.

Tras andar cerca de dos cuadras al interior del vehículo, el automóvil fue abandonado y la menor fue “recuperada sin lesiones, sana y salva”, explicó Aguillón.