El proceso administrativo penal que realizó la Iglesia en con contra del sacerdote Roberto Valderrama, especialista en rituales de sanación y exorcismos en Concepción, región del Bío Bío, concluyó y determinó su responsabilidad en delitos de abuso sexual.

El Arzobispado de Concepción confirmó la responsabilidad del sacerdote Roberto Valderrama en casos de abuso sexual investigados al interior de la Iglesia. Los antecedentes fueron enviados a la Congregación para la Doctrina de la Fe, que debe determinar el castigo para el cura especialista en ritos de sanación y exorcismo.

La indagatoria se desarrolló al interior del Arzobispado de Concepción, tras recibir la denuncia por parte de la propia familia del sacerdote Roberto Valderrama, conocido por realizar rituales de sanación y exorcismo.

El primo del cura aseguró que su hermana fue víctima de abuso sexual mientras participaba en una de estas ceremonias, lo que motivó la presentación de los antecedentes ante la justicia eclesiástica.

Familia de una de las víctimas hizo denuncia en Fiscalía

El familiar del sacerdote señaló que tras cerca de un año de investigación, el Arzobispado de Concepción notificó que su primo fue declarado culpable. También señaló que hicieron una denuncia ante el Ministerio Público.

La familia de la víctima describió que fue un proceso duro, donde también tuvieron que enfrentar un recurso de protección en su contra tras efectuar publicaciones en redes sociales para -según dicen- encontrar a otras víctimas el cura, quien también participó en la Comisión de Prevención de Abusos.

A través de un comunicado, el Arzobispado de Concepción confirmó la responsabilidad del sacerdote Roberto Valderrama en los delitos investigados, sin precisar si se trata solo del abuso sexual denunciado por la familia.

Además, los antecedentes fueron enviados a la Congregación para la Doctrina de la Fe, para que se determine “lo que corresponda”.

A pesar de la denuncia de la familia ante la justicia, el presbítero había comunicado en diciembre del año pasado una autodenuncia por estos hechos.

El sacerdote Roberto Valderrama se desempeñó como Canciller de la Iglesia en la zona, un cargo de confianza del Arzobispo. También fue el párroco del Sagrario, templo ubicado en el centro de Concepción.

Revisa a continuación el comunicado de Arzobispado de Concepción:

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg