En la mañana de este lunes se confirmó un nuevo caso de femicidio ocurrido en la comuna de Mariquina, región de Los Ríos. Un hombre asesinó con un hacha a su exesposa y luego se suicidó.

Gran consternación generó la muerte de Gloria Hueramán Lincopi (50) y de su cónyuge Bautista Pérez Burgos (59), en su domicilio del pasaje Los Cóndores, de la población Rayito de Sol.

El matrimonio tenía 7 hijos, dos de ellos eran menores de edad. Una de ellas encontró el cuerpo de su madre con sangre en el rostro y una herida en la frente, mientras que su padre pendía colgado de una viga en la leñera del inmueble.

El hacha fue encontrada en el patio con manchas de sangre.

Un historial de violencia

La muerte del matrimonio no es más que una crónica de una muerte anunciada. Los primeros antecedentes indican que su relación estaba marcada por un historial de agresiones y malos tratos.

Bautista tenía una serie de causas por violencia intrafamiliar. De hecho, hace dos meses atrás el tribunal dictó una medida cautelar contra el hombre, que le prohibía acercarse a Gloria por el delito de amenazas.

Sin embargo, Bautista no cumplió la medida y asesinó a su esposa.

Según indicó la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), el hombre la golpeó con un hacha en el rostro y la cabeza, provocándole un traumatismo encéfalo craneano. Luego, se suicidó con una cuerda en el patio de la vivienda.

Por este motivo, el fiscal de Los Ríos, Alejandro Ríos, confirmó que se trató de un femicidio consumado.

Además indicó que continuarán las diligencias con el fin de determinar las circunstancias del suceso.

Al lugar de los hechos llegaron conocidos y familiares de las víctimas, quienes dieron el resguardo y la contención a los 7 hijos que quedaron sin sus padres.

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg