“Me pegaba con golpes de puño en mi cabeza, me dolía, tenía miedo, me roció con colonia y encendió fuego”, así relató I.N. la agresión que la llevó a llamar al 133 de Carabineros, fingiendo que pedía una pizza, para denunciar ser víctima de violencia intrafamiliar en Temuco, región de La Araucanía.

Según contó a La Mañana de CHV, el primer año de casada – de un total de cinco – comenzó la violencia psicológica de parte de A.A.F.S., escalando hasta su punto más alto registrado el pasado domingo 26 de enero.

Todo comenzó cuando la mujer se disponía a ir a la iglesia con su familia, cuando – previo a salir de la casa – ingresó a la habitación matrimonial y encontró a su pareja viendo pornografía. Eso ocasionó una discusión entre ambos, ya que ella, previamente, le había advertido que no lo hiciera porque en la casa habían menores de edad.

Tras pedirle que abandonara el inmueble, el hombre se alteró, la empujó contra la cama, comenzó a agredirla con golpes de puño y la quiso asfixiar. “Me defendí, le dí una patada, porque me estaba pegando en la cabeza con sus puños”, precisó.

En medio de eso, la roció con colonia y le prendió fuego con su encendedor. En cosa de segundos, su cabello comenzó a arder. De acuerdo a su relato, al darse cuenta que había llegado demasiado lejos, el sujeto la abrazó para apagarlo.

Luego de eso, y tras pedirle que se tranquilizara, es que la mujer decidió llamar a Carabineros, fingiendo que pedía una pizza, para denunciar la agresión:

– ¿Cuál es su emergencia policial?
– Aló. Quisiera pedir algo para comer.
– Señora, está llamado al 133 de Carabineros.
– Si sé. Con doble salsa, por favor.
– ¿Usted está sufriendo alguna agresión?
– Sí.
– Quién la está agrediendo. ¿Su esposo, su pareja?
– Sí.

“No demoró nada en llegar la policía, llegó una patrulla, tres carabineros en moto y un furgón. Como se vio acorralado se entregó solo”, especificó.

La mujer terminó con un corte en su mano izquierda, fractura en su mano derecha producto del forcejeo y quemaduras en su cabello.

“Yo quiero que se haga justicia, que no queden más hombres así, sé que llevamos cinco años juntos, pero mi dignidad está primero (…) aún tengo miedo”, cerró.

Para las 12:00 horas de este martes está programada la formalización del agresor por el delito de femicidio frustrado. Es preciso indicar que tras ocurrido los hechos, el acusado se mantiene detenido.

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg