Detectives de la BH y Lacrim regional de Arica, iniciaron las investigaciones tras la muerte de un hombre de 35 años, abatido con múltiples disparos en la intersección de las calles Andalién y el Roble, en el sector norte de Arica.

Los Detectives de la Brigada de Homicidios (BH) y del Laboratorio de Criminalística (Lacrim) regional de Arica, acudieron la noche de este sábado hasta la intersección de calles Andalién y el Roble, sitio donde murió baleado un hombre de 35 años.

El trágico hecho tuvo lugar esa misma noche, a sólo metros de la Subcomisaría de Chinchorro, en el sector norte de Arica.

Debido a lo anterior, la PDI se dirigió a la zona con el fin de realizar las primeras diligencias en la investigación del homicidio con arma de fuego del que fue víctima un hombre de nacionalidad chilena.

Con base a estas indagaciones, los detectives de esta unidad especializada establecieron a través de imágenes de cámaras de seguridad, que mientras la víctima se desplazaba por calle Andalién en dirección surponiente a bordo de su vehículo, fue abordado por una cantidad indeterminada de personas, quienes efectuaron múltiples disparos en su contra.

Tras esto, uno de los disparos impactó en la región toráxica derecha de la víctima, falleciendo en el lugar debido a la gravedad de la lesión.

Por instrucción de la Fiscalía Regional de Arica, personal de la BH continúa con las las investigaciones con el objetivo de esclarecer los hechos e identificar a los autores materiales de este crimen.