La Comisión de Constitución de la Cámara Baja aprobó en general la ley de matrimonio igualitario. Inmediatamente comenzó la discusión en particular de los estatutos del proyecto de ley que modifica los derechos filiativos.

Entre otras cosas, la norma busca que padres y madres del mismo sexo puedan contraer matrimonio y adquirir beneficios legales con los hijos que tengan dentro del matrimonio civil igualitario.

Lo anterior quiere decir que, por ejemplo si una pareja de lesbianas se casa, ambas serán las progenitoras legales de su posible hijo o hija.

¿Qué derechos filiativos aprobó la Comisión de Diputados?

En la sesión, se avanzó con la votación en particular de la propuesta, donde se eliminó la restricción de filiación de las y los hijos a más de dos personas.

En la oportunidad se respaldó por unanimidad que en las leyes con expresiones “marido y mujer” o “marido o mujer” se entiendan aplicables a todos los cónyuges.

Así también, se estableció que donde se haga referencia a las expresiones padre y madre u otras semejantes, se entenderán aplicables a las y los progenitores.

Por otro lado, se aprobó una indicación parlamentaria para eliminar la restricción de la filiación de los hijos nunca pueda determinarse respecto de más de dos personas.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), participó de la instancia de manera telemática y la calificó “como un paso más para la protección estatal de todas las parejas y familias, al margen de su orientación sexual o identidad de género“.

Por su parte la fundación Iguales, por medio de la voz de Isabel Amor, directora ejecutiva de la entidad, manifestó que aún queda avanzar en temas como “orden de apellido, niños y niñas que nacen en parejas del mismo sexo”, entre otros.

Próximos debates

Quedó pendiente para la próxima sesión la votación respecto el matrimonio y sus fines. La propuesta señala que corresponde a un contrato solemne por el cual dos personas se unen actual e indisolublemente, de por vida.

La diputada Karol Cariola (PC) presentó una indicación para eliminar el fin de procrear, dejando solo el de vivir juntos y de auxiliarse mutuamente.

Por su parte, parlamentarios de la UDI propusieron agregar al texto que las iglesias “no estarán obligadas a celebrar matrimonios entre parejas de igual sexo”.

También está pendiente el artículo que hace referencia a la forma de definir a las y los hermanos que comparten solo un padre o madre.

Se discutirá además si es o no la procreación un fin del matrimonio.

Según el vocero del Movilh, Óscar Rementería, esto “no se ajusta a la realidad de todas las parejas. Por ejemplo, muchas parejas heterosexuales, simplemente no pueden o no quieren procrear. Lo mismo pasa, en el caso de las homosexuales”.