Nacional
Lunes 22 octubre de 2018 | Publicado a las 19:19 · Actualizado a las 12:25
Las cifras y motivos detr√°s del homicidio en Chile: ¬Ņvivimos en un pa√≠s m√°s violento que a√Īos atr√°s?
Publicado por: Guido Focacci La información es de: Jonathan Flores
visitas

En Chile se asesina a dos personas cada d√≠a, ¬Ņc√≥mo interpretar esta cifra? Homicidios pasionales cometidos con alevos√≠a o descuartizamientos con amplia cobertura medi√°tica reflotan cada tanto las dudas sobre los niveles de violencia que imperan en Chile.

¬ŅEs nuestro pa√≠s uno m√°s violento que hace 5 o 10 a√Īos? S√≠ y no, pareciera ser la respuesta.

568 personas fueron asesinadas en Chile en 2005, 487 en 2010 y 634 en 2017. Durante el primer semestre del presente a√Īo, ya van 340 v√≠ctimas de homicidio. Bajo una proyecci√≥n simple, podr√≠a estimarse que el 2018 romper√° la cifra hist√≥rica.

Cuadro homicidios a nivel nacional desde 2005 al primer semestre de 2018

Delitos de mayor
connotación social
Homicidios
2005 500.579 568
2006 505.322 587
2007 551.803 574
2008 569.782 557
2009 616.372 594
2010 597.987 487
2011 654.828 543
2012 597.629 483
2013 597.033 481
2014 614.030 539
2015 595.877 526
2016 562.218 495
2017 559.678 638
2018* 269.909 340

*Cifras corresponden al primer semestre del 2018.

Sin embargo, el alza en las cifras del Centro de Estudios y Análisis del Delito (CEAD) de la Subsecretaría de Prevención del Delito, tiene una explicación que debe considerarse.

Contactada por BioBioChile, Rosario Martínez, jefa de la División de Estudios, explica que parte del alza responde a una mejora en la recopilación de cifras policiales, ya que desde 2017 se corrigió un desperfecto técnico en los datos provenientes de la PDI.

“Hoy estamos en formaci√≥n de un Observatorio del Homicidio, cuyo objetivo es el de contabilizar v√≠ctimas fatales de homicidio y coordinarnos con otras instancias para este conteo. Dentro de este trabajo nos dimos cuenta y corregimos cifras: cont√°bamos casos policiales, provenientes de denuncias y detenciones de Carabineros, pero de la PDI nos faltaba la informaci√≥n en caso de denuncias, cuya cifra no era menor, porque son el organismo que m√°s ve homicidios”, precis√≥.

La experta agreg√≥ que “ahora, la forma correcta no es medir homicidio como caso policial, sino que contando las v√≠ctimas fatales, para eso estamos desarrollando una plataforma que busca unir el trabajo de todas las instituciones involucradas para contar de manera especifica a fallecidos por causa de terceros”.

Hace a√Īos los il√≠citos estaban asociados mayormente a robos. Actualmente, los homicidios est√°n vinculados a lo que es el tr√°fico de drogas
- José Ortiz, jefe nacional de Delitos contra Derechos Humanos y Personas, PDI

Sumado a este an√°lisis, Carabineros de Chile agreg√≥ a nuestro medio que, conforme las tasas de homicidios calculadas por InSight Crime -centro de investigaci√≥n del crimen organizado en Am√©rica Latina-, que se basan en el n√ļmero de homicidios registrados y en el total de poblaci√≥n estimada para 2017, en Chile se cometieron 3,3 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Aquello, recalca la instituci√≥n, convierte a Chile “una vez m√°s en el pa√≠s menos homicida de Latinoam√©rica, con solo 550 homicidios registrados entre enero y noviembre de 2017″.

“El promedio mensual de homicidios que esta cifra indica, sugiere que el pa√≠s cerr√≥ 2017 con cerca de 600 asesinatos (…) Esto representa un ligero incremento sobre 2016 y 2015, cuyos √≠ndices respectivos fueron 2,7 y 2,9, pero permite a Chile gozar de datos de seguridad muy por encima de la gran mayor√≠a de sus contrapartes regionales”, culminaron.

Cabe consignar tambi√©n una opini√≥n disidente, la entregada por el exdirector de Seguridad P√ļblica, Jorge Araya Moya, en una carta al director enviada a El Mercurio, donde critica el origen netamente policial de estas cifras.

” (…) es sabido que las cifras de Carabineros de Chile presentan un alto subregistro en el delito de homicidio. Esto sucede debido a que, en muchos casos, el parte policial al momento de constatar el hecho consigna la expresi√≥n “hallazgo de cad√°ver” o constata que hay un herido en la v√≠a p√ļblica, sin que el posterior fallecimiento quede consignado”, dice.

“Afortunadamente, Chile cuenta con cifras m√°s confiables: el Ministerio P√ļblico informa peri√≥dicamente sus estad√≠sticas, que se basan en una calificaci√≥n oficial de cada delito. Seg√ļn esta fuente, entre enero y diciembre de 2016 ingresaron 1.641 casos de homicidios en Chile, en tanto para el 2017 la informaci√≥n disponible da cuenta de que entre enero y septiembre de 2017 se registran 1.279 ingresos por homicidio. Si estas cifras se llevan a tasas por cien mil habitantes, que es el indicador usado internacionalmente, tenemos que Chile registra entre 9,3 y 9,7 casos de homicidios por cien mil habitantes”, advierte la exautoridad.

Cuadro homicidios por regiones desde 2015 al primer semestre de 2018

Homicidios por región

2015 2016 2017 2018*
Arica y Parinacota 12 6 8 9
Tarapac√° 12 9 9 5
Antofagasta 25 25 26 14
Atacama 9 7 3 8
Coquimbo 17 13 24 11
Valparaíso 29 44 48 20
Metropolitana 268 215 292 164
O’Higgins 36 15 31 17
Maule 26 27 19 13
√Ďuble 4 11 6 4
Bío Bío 36 53 50 21
La Araucanía 19 27 27 18
Los Ríos 10 14 13 7
Los Lagos 14 20 18 7
Aysén 6 4 9 1
Magallanes 3 5 3 2

*Cifras corresponden al primer semestre de 2018.

El doctor en derecho penal, Marcelo Hadwa, refuerza las ideas optimistas y sostiene que “se trata de una cifra que se ha mantenido estable en los √ļltimos 10 a√Īos, por lo que no cabe hablar de un problema que va en aumento o que est√° fuera de control de las autoridades”.

“De acuerdo a cifras entregadas por distintos organismos, nuestro pa√≠s tiene la tasa de homicidios m√°s baja de Am√©rica Latina, seguido por Ecuador y Argentina. Las m√°s altas corresponden a Venezuela, el Salvador y Jamaica. En Chile son asesinadas alrededor de 650 personas al a√Īo, es decir, un promedio de dos personas por d√≠a”, agrega.

Sin perjuicio de todo ello, el abogado penalista pone el foco sobre los datos que sí podrían encender las alarmas de la violencia en Chile.

“Lo que ha cambiado, sin embargo, seg√ļn informa Polic√≠a de Investigaciones, son las motivaciones y las armas empleadas por los delitos. La tendencia hoy en d√≠a es que parte importante de los homicidios son causados en el √°mbito del narcotr√°fico, sea por peleas por el control territorial o por las llamadas ‘mexicanas’ o ‘quitadas de droga’, emple√°ndose para ello armas de fuego”, advierte.

Yvo Salinas | Agencia UNO
Yvo Salinas | Agencia UNO

Homicidios deliberados

La preocupaci√≥n de Marcelo Hadwa es reforzada por declaraciones que ya hizo la propia PDI a comienzos de este a√Īo, cuando el prefecto Jos√© Ortiz, jefe nacional de Delitos contra Derechos Humanos y Personas, declar√≥ a El Mercurio que las motivaciones de los asesinatos han cambiado, puesto que antes el primer m√≥vil era el robo, mientras que ahora es el tr√°fico de drogas, expresado en ajustes de cuentas, quitadas de cargamentos y disputas por territorios.

Misma preocupaci√≥n comparti√≥ Rosario Mart√≠nez, la jefa de la Divisi√≥n de Estudios de la Subsecretar√≠a de Prevenci√≥n del Delito, quien se√Īala a nuestro medio que “en los √ļltimos a√Īos las condiciones de violencia en general han aumentado en Chile, antes era mayormente un pa√≠s donde se comet√≠an m√°s delitos contra la propiedad y no contra la persona”.

“El fen√≥meno ha ido cambiando de manera significativa en los √ļltimos a√Īos, el cambio en el porqu√© se comete el homicidio. Estas condiciones de violencia se est√°n analizando, por que evidentemente preocupa m√°s a la poblaci√≥n. Por eso es necesario primero tener mejores cifras para poder tomar las mejores pol√≠ticas p√ļblicas”, asegura.

“La poblaci√≥n se muestra muy sensible respecto de esta clase de delitos. Pareciera haber una percepci√≥n generalizada que el problema va en aumento, y ello podr√≠a deberse, principalmente, a que a este tipo de noticias se les da una cobertura especialmente amplia, precisamente por lo sensible y llamativo de las mismas”, culmina el abogado Marcelo Hadwa.

Habr√° que esperar el perfeccionamiento de cifras cuando el Observatorio del Homicidio comience a operar -seg√ļn se estima- a mediados del pr√≥ximo a√Īo, para tener certeza de si la violencia con que se est√° cometiendo este delito y otros de alta connotaci√≥n social, va o no en una preocupante alza.

Tendencias Ahora