Internacional
Separados por la guerra, los ni√Īos iraqu√≠es esperan a sus padres
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Adel, de 15 a√Īos, lleva nueve meses sin ver a sus padres en un campo de desplazados cercano Debaga, en los alrededores de Mosul. No le qued√≥ m√°s remedio para escapar de los yihadistas del grupo Estado Isl√°mico (EI).

“La ruta era larga, caminamos toda la noche, unas 14 horas”, recuerda este adolescente que lleg√≥ al Kurdist√°n iraqu√≠ tras huir de la ciudad de Hawija, controlada por los yihadistas, al sur de Mosul.

“Claro que echo de menos a mi familia, nueve meses es mucho tiempo”, declara Adel, que ha vuelto al colegio y en septiembre espera aprobar las asignaturas que ha suspendido. “Pero los profesores nos tratan bien. Aqu√≠, ahora es como mi casa”.

Los combates en Mosul han provocado la huida de cientos de miles de civiles. Y actualmente, seg√ļn Unicef, habr√≠a m√°s de mil menores de 18 a√Īos separados de sus padres.

Uno de sus hermanos y varios primos se unieron a él. La ONG Tierra de los Hombres Italia alberga a 17 adolescentes, entre ellos Adel. Les imparte clases de inglés, de informática y de deporte.

Téléfono y Facebook

Un alegre alboroto reina en la sala en la que los chicos, con camiseta y corte de pelo a la moda, juegan con los dos taca-taca y en la mesa de ping-pong.

Sin perder de vista el tel√©fono m√≥vil, unos adolescentes se acuestan en colchones a ras de suelo en el dormitorio colectivo adyacente, mientras que la televisi√≥n difunde m√ļsica √°rabe a todo volumen.

En la cocina, tres adolescentes aprenden a cocer pan y ayudan a preparar el almuerzo.

Los padres de Adel se fueron de Hawija seis meses después que él, rumbo al campo de desplazados de la provincia de Kirkuk.

“El √ļnico medio de comunicaci√≥n es el tel√©fono, y a veces Facebook”,
explica el adolescente. “Cuando haya pasado mis ex√°menes, me reunir√© con ellos”, declara.

Seg√ļn Unicef, en Mosul hay m√°s de mil ni√Īos “separados o no acompa√Īados”. “Separado significa que est√°n con familiares pero sin sus padres. No acompa√Īados, que est√°n solos”, precisa.

“Conoc√≠ a un ni√Īo de unos 7 a√Īos, que sufri√≥ graves heridas en su mano izquierda por los combates. Estaba muy angustiado, no hablaba e incluso cuando le dimos un peque√Īo bal√≥n para jugar no lo toc√≥”, cuenta un responsable local del Fondo de la ONU para la Infancia, Maulid Warfa, citado en un comunicado.

Trastornos psicológicos

Seg√ļn el coordinador del centro Tierra de Hombres, Abdelwahed Abdal√°, los ni√Īos y adolescentes se exponen a trastornos psicol√≥gicos graves.

“Padecen estr√©s postraum√°tico, o d√©ficit de atenci√≥n, la mayor√≠a tiene trastornos del sue√Īo causados por la ansiedad”, explica. “Algunos tienen un sentimiento de culpabilidad, porque ellos han escapado del EI, pero su familia no”, agrega.

No es el √ļnico desaf√≠o. En algunos casos deben reaprender principios b√°sicos -detalla- como la convivencia con las ni√Īas o que la m√ļsica no es “haram”, es decir no est√° prohibida por la religi√≥n.

Ahmed, de 20 a√Īos, se ha refugiado en otro campo de desplazados de Debaga, con sus siete hermanos y hermanas peque√Īos (una tiene dos a√Īos).

Hace casi siete meses que se fue de Hawija, donde se quedaron sus padres. “Hablamos por tel√©fono, cada dos o tres d√≠as, no mucho, s√≥lo cinco minutos”, declara Ahmed, de ojos color miel y pelo rizado.

“All√≠, si encuentran el tel√©fono, pueden matarlos”, explica su hermano Abdal√°, de 15 a√Īos, refiri√©ndose a los yihadistas.

Los mayores se arman de paciencia con los peque√Īos cuando reclaman llorando a sus padres. “Les digo lo que sea para que se callen, que vendr√°n hoy, o les doy dinero para que compren golosinas”, reconoce Ahmed. Se√Īalan con el dedo a Sarah, una ni√Īa de dos a√Īos que se acerca tambaleante y risue√Īa.

URL CORTA: http://rbb.cl/hfn3
Tendencias Ahora