Europa registra más de 30 millones de casos de coronavirus según un recuento realizado este viernes a partir de cifras oficiales. El Reino Unido es el país más castigado con 3.260.258 casos y 86.015 muertos. Los hospitales se encuentran prácticamente sumergidos por una ola de contagios, probablemente debido a la nueva variante descubierta en diciembre.

Varios hospitales del Reino Unido han tenido que recurrir a morgues improvisadas para emergencias ante la falta de capacidad en los centros sanitarios, debido al incremento de muertes por la pandemia. Los servicios hospitalarios se encuentran prácticamente al borde de la saturación.

Desde el hospital universitario de Sheffield, en el norte de Inglaterra, Joan Pons, enfermero y miembro del equipo directivo, describe una situación peor que en abril pasado:

Nuestro servicio de terapia intensiva ya se llenó el sábado y hemos tenido que activar los planes de emergencia. Hemos abierto una unidad extra, estamos planeando suspender todas las operaciones que no sean de emergencia y el personal de los quirófanos se va ha trasladar a esta nueva unidad”.

El enfermero agregó que actualmente hay más pacientes con covid que en abril. “En Londres la situación es mucho peor, allí están atendiendo más pacientes de los que tendrían que atender, los hospitales se están saturando y empiezan a mandar pacientes a otros lugares del Reino Unido”.

Finalmente, dijo que, por primera vez en 20 años, su centro ha recibido llamadas de unidades de terapia intensiva de Londres, pidiendo si pueden recibir pacientes porque ya no hay capacidad. “La otra opción que tendrían, -que es algo que no quiero que ocurra nunca-, sería decidir quién puede tener un ventilador y quién no.”

Para Joan Pons, la nueva variante británica del virus sería la responsable de esta ola de contagios. “Es un 70% más contagiosa. Eso quiere decir que el número de personas que se contagia es mucho más elevado y por consiguiente habrá más gente que necesitará asistencia sanitaria”.

“También se añade otro problema, como los tratamientos son mucho mejores, estamos salvando más vidas, -lo que es una buena noticia- pero eso quiere decir que están más tiempo en el hospital y eso impacta a todos los hospitales en Inglaterra que han tenido que abrir unidades extra de cuidados intensivo”, detalla el enfermero.

Y agrega: “el problema es que falta personal, yo digo que el covid ha puesto de manifiesto los problemas que ya tenía el Servicio de Salud británico. Hay 45 mil puestos de enfermería vacantes, uno de cada diez puestos en el Reino Unido no está cubierta por una enfermera o enfermero. Eso afecta la calidad de los servicios que podemos brindar, que no sea tan buena; y esta explosión de la demanda pone los recursos al límite.”

En este contexto, el gobierno británico prohibió este jueves las llegadas desde todos los países de Sudamérica más Panamá, y también Portugal “dados sus estrechos lazos de viaje con Brasil”, debido a la nueva cepa del coronavirus hallada en la Amazonía brasileña.

Las llegadas desde Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela estarán prohibidas a partir del viernes “a las 04:00 a raíz de la evidencia de una nueva variante en Brasil”, anunció el ministro de Transportes, Grant Shapps